La represión de las protestas contra el golpe militar causa decenas de muertos en Myanmar

Los manifestantes atacan comercios regentados por chinos. Acusan a Pekín de apoyar a la junta militar

Miembros de un equipo voluntario de rescate transportan a una mujer herida en las protestas, este domingo en la ciudad de Mandalay (Myanmar).
Miembros de un equipo voluntario de rescate transportan a una mujer herida en las protestas, este domingo en la ciudad de Mandalay (Myanmar).AP
Agencias

Al menos 21 manifestantes han muerto este domingo en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad en Yangón, la principal ciudad de Myanmar (la antigua Birmania), según medios locales. La Asociación de Asistencia a los Presos Políticos, una organización del país del sudeste asiático, elevó la cifra de manifestantes muertos en Rangún y otras ciudades del país a 38. La televisión estatal informó, además, de la muerte de un policía.

La junta militar —que gobierna el país desde que dio un golpe de Estado el pasado 1 de febrero contra la que era la líder de facto, Aung San Suu Kyi, cuyo partido había ganado las elecciones meses antes— ha declarado la ley marcial en la zona de Hlaing Tharyar de la localidad después de que los manifestantes, que llevaban palos y cuchillos, atacasen varios comercios regentados por chinos. “Algunos negocios chinos han sido asaltados y destruidos y mucho personal chino ha resultado herido o atrapado”, ha señalado la Embajada china en el país en su página de Facebook. La situación, ha agregado, es “muy seria”. Los manifestantes acusan a Pekín de apoyar al Ejecutivo militar de Myanmar.

Las protestas de este domingo se producen horas después de que el líder en funciones del Gobierno civil birmano, formado por parlamentarios depuestos por la junta militar, llamara a una “revolución” para restaurar la democracia. “Para formar una democracia federal, con todos los hermanos de las etnias que han sufrido toda clase de opresiones de la dictadura durante décadas, esta revolución es una oportunidad para juntar nuestros esfuerzos”, ha asegurado en un discurso de seis minutos por Facebook Mahn Win Khaing Than, que lidera —escondido desde hace semanas— las protestas a raíz de la detención de Aung San Suu Kyi el mismo día del golpe.

El pasado día 3 al menos 38 personas murieron por la represión de las manifestaciones, según un cálculo de la ONU, y decenas resultaron heridas. Pocos días antes, al menos 18 personas perdieron la vida en una sola jornada por el mismo motivo.

Las autoridades bajo el mando de la junta militar han arrestado a 2.134 personas, de las cuales 1.815 siguen bajo custodia. El Ejército detuvo la mañana del golpe a Suu Kyi, al presidente, Win Myint, y a la mayoría del Gobierno electo, además de anular la inauguración de la legislatura prevista para ese mismo día. Justifican la acción en un supuesto fraude electoral en los comicios del pasado noviembre, en los que arrasó el partido de la depuesta líder y que fueron calificados de legítimos por los observadores internacionales.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50