Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Global BLOGS CRÓNICAS
INTERNACIONALES

El misterio del barco fantasma que navegó un año y medio a la deriva

El buque 'MV Alta' ha encallado en las costas de Irlanda tras recorrer sin rumbo las costas de tres continentes

El buque 'MV Alta' encallado en las costas del sur de Irlanda.

Es difícil que un buque de 2.400 toneladas encallado en los acantilados de Irlanda pase desapercibido. El primero en avistarlo, el domingo pasado, fue un corredor que hacía ejercicio junto al pueblo pesquero de Ballycotton, próximo a Cork. Ese mismo día la guardia costera irlandesa envió al lugar un helicóptero con la esperanza de contactar con algún miembro de la tripulación, pero nadie daba señales de vida a bordo, recoge The Washington Post.

Las pesquisas han identificado el barco como el MV Alta, de 77 metros de eslora y pabellón de Tanzania, abandonado por su tripulación hace casi un año y medio, y que ha navegado a la deriva por el océano, bordeando las costas de África, América y Europa. En su travesía involuntaria, el óxido ha hecho presencia en el casco y el barco se ha dejado partes de su estructura en su derrota.

Un agente enviado por el condado de Cork constató que el nivel de combustible del carguero estaba al mínimo, pero encontró recipientes sellados con hidrocarburos y "otros materiales vinculados al buque que pueden representar un riesgo de contaminación en caso de derrame". "Trabajamos para encontrar una solución para retirar estos materiales de manera segura del casco" del buque, señaló el condado en un comunicado.

Estos casos son "uno entre un millón" ha declarado al diario Irish Examiner John Tattan, trabajador de la Royal National Lifeboat Institution, una ONG que rescata náufragos frente a las costas de las Islas Británicas. "Nunca hasta ahora había visto nada abandonado como esto", ha apuntado.

El pasado miércoles, las autoridades irlandesas recibieron una pista sobre el posible propietario. "Una persona que afirma representar al propietario del barco se puso en contacto con el organismo responsable de gestionar los restos de los naufragios", declaró un portavoz de la administración fiscal, que es la encargada de estos de acuerdo a la ley irlandesa, que estipula que el propietario de un navío naufragado tiene un año para declararlo ante el organismo, lo que puede brindarle la posibilidad de recuperar su bien.

El MV Alta llegó a Irlanda movido por los impetuosos vientos de la tormenta Dennis, que pusieron fin a un largo viaje sin tripulación que había comenzado en septiembre de 2018 desde el sureste de las islas Bermudas.

En septiembre de 2018, cuando navegaba desde Grecia con destino a Haití, el MV Alta quedó inmovilizado en pleno océano Atlántico, a más de 2.220 kilómetros al sureste de las islas Bermudas. Los 10 miembros de la tripulación tuvieron que esperar 20 días a bordo antes de ser auxiliados por los servicios guardacostas estadounidenses.

En aquel momento, estos últimos declararon que se encontraban trabajando en estrecho contacto con el propietario del carguero para organizar su remolque hasta la costa. Poco después el propietario afirmó que su barco se desvió en dos ocasiones y eso impidió las labores de recuperación, según el sitio de noticias marítimas Fleetmon.

El buque, con 44 años de antigüedad, fue avistado por uno de la Royal Navy británica en agosto de 2019, a la deriva sin tripulación en medio del Atlántico. Los más de 110 kilómetros por hora de Dennis pusieron fin a la singladura solitaria del barco fantasma y lo hicieron encallar en un banco rocoso, donde aguarda a su supuesto propietario. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >