Un soldado estadounidense, acusado de planear un ataque neonazi a su propia base militar

Ethan Melzer enfrenta cargos por conspiración e intento de asesinato a sus compatriotas y arriesga cadena perpetua

El Departamento de Justicia de Estados Unidos, en Washington.
El Departamento de Justicia de Estados Unidos, en Washington.MARY F. CALVERT / Reuters

La Justicia de Estados Unidos ha acusado a Ethan Phelan Melzer, soldado de 22 años, de filtrar información secreta sobre su base militar ubicada en el extranjero a un grupo neonazi como parte de una operación de ataque para causar “la muerte de tantos de sus compañeros de servicio como sea posible”, según la acusación dada a conocer este lunes. El joven de Louisville (Kentucky) enfrenta cargos por conspirar para asesinar a ciudadanos estadounidenses, otro por lo propio contra militares de EE UU y por proporcionar apoyo material a terroristas. Melzer, que arriesga cadena perpetua, declaró que su conducta era “equivalente a traición”, señala la acusación citada por medios locales.

Melzer supuestamente compartió detalles sobre la ubicación, los movimientos y la seguridad de su base militar con miembros de La Orden de los Nueve Ángulos (conocido como O9A), un culto satánico fundado en Reino Unido, que los fiscales describieron como un grupo neonazi “extremista y violento”, cuyos seguidores muestran admiración por Adolf Hitler y Osama Bin Laden. “Melzer supuestamente proporcionó esta información potencialmente mortal con la intención de transmitirla a terroristas yihadistas”, dijo Audrey Strauss, fiscal interina de Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York, en un comunicado de prensa. Strauss agregó que el soldado era “el enemigo interno” que estaba “motivado por el racismo y el odio mientras intentaba llevar a cabo este último acto de traición”.

El plan del ataque supuestamente comenzó a finales de abril, después de que le informaran a Melzer de que su base militar se trasladaría de ubicación, según la acusación. Los fiscales explicaron que el soldado utilizó una aplicación encriptada para enviar información a los miembros de O9A y un grupo relacionado conocido como la División RapeWaffen de los detalles sobre a dónde irían y las capacidades de vigilancia y defensa de su ubicación. Las autoridades también afirmaron que Melzer, quien se unió al Ejército en 2018, también prometió compartir más detalles de su nueva base después de su llegada “para tratar de maximizar la probabilidad de un ataque exitoso contra la unidad”. En un mensaje decía que estaba “arriesgando literalmente [su] vida libre” al filtrar la información y “esperaba resultados”.

Los fiscales no explicaron cómo el FBI y el Ejército frustraron la operación del ataque a finales de mayo. Las autoridades detuvieron al soldado el pasado 10 de junio. Bajo custodia, el acusado confesó haber planeado el ataque contra una base militar no identificada ubicada en el extranjero y se declaró un “traidor contra Estados Unidos”. Los agentes del FBI también descubrieron un documento de ISIS almacenado en la cuenta de iCloud de Melzer que describía ataques y asesinatos de miembros del servicio estadounidense.

Más información

Lo más visto en...

Top 50