Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las ‘sardinas’ cruzan las fronteras y llegan a Madrid

El movimiento ha protestado este sábado contra la ultraderecha en 23 ciudades del mundo. En Madrid han asistido más de 400 personas

movimiento sardinas madrid
Concentración de 'sardinas', este sábado en Madrid.

Las sardinas han cruzado las fronteras de Italia. Un mes después de la concentración inaugural en Bolonia contra el líder de la Liga, Matteo Salvini, el movimiento celebró protestas este sábado en 23 ciudades de todo el mundo en apoyo a la manifestación de Roma. Madrid estuvo entre las 14 capitales europeas que intentaron reunir no sólo a emigrados italianos en España, sino también a todos los que no se conforman con el lenguaje “racista, xenófobo y populista” de la ultraderecha.

Con el lema “somos más que VOXotros”, las sardinas de Madrid han querido demostrar que se trata de un problema que también concierne a los españoles, como recuerda uno de los organizadores, Erik Zanon: “No es para ir en contra de una persona o un partido sino una idea de política que responde a las tripas de las personas, que en España está representada por Vox. Las Sardinas dicen cómo se debería hacer política pero es la política que debe ocuparse de que esto se realice”, afirma.

Alrededor de 400 sardinas se han concentrado en la Puerta del Sol desde las cinco de la tarde. Mientras algunos intentan etiquetarles con una posición o un partido, en las plazas las banderas políticas son vetadas. Incluso las del Partido Democrático (PD), que se ha mostrado muy partidario de las protestas, aunque su secretario en Madrid, Michele Testoni, figura entre los organizadores: “Lo bonito de este movimiento es que es libre, espontáneo, con contenidos generales y por eso vamos sin banderas. No se puede hablar de cuestiones burocráticas en las plazas. Quien dice que se debería es porque le da miedo”, sostiene.

El movimiento ha logrado llenar a lo largo del último mes más de 30 plazas italianas que se reconocen en los valores antifascistas de su manifiesto. Este sábado el Bella Ciao, el popular himno partisano de liberación del fascismo, ha vuelto a resonar en cada una de las ciudades una vez más. En la Puerta del Sol, lo cantó en versión flamenca Noelia La Negri, una cantante de origen gitana, como muestra de apoyo a las minorías.

La protesta de las sardinas impactó a los emigrados en Europa y EE UU: París, Londres, Berlín y Bruselas sumaban, a pocas horas del evento, a más de 1.000 personas en las redes y Ámsterdam y San Francisco a más de 500. Pero la masa es heterogénea y mezcla a personas de varias ideologías políticas. En Madrid, los entrevistados, desde estudiantes Erasmus hasta personas de 50 años, declararon votar a partidos de izquierda como el PD o + Europa pero había también electores del Movimiento 5 Estrellas. Para las sardinas esta es la riqueza del movimiento, para la Liga es su peor debilidad.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >