Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cancelados todos los vuelos en Gatwick por la interferencia “deliberada” de varios drones

Las autoridades investigan lo sucedido en el segundo aeródromo con más tránsito de Reino Unido

Un avión de British Airways, en Gatwick.

El caos vivido en el segundo aeropuerto más activo de Reino Unido en la tarde del jueves lleva visos de derivar en una crisis política. Más de 100.000 pasajeros han visto alterados sus planes prenavideños y los ministros responsables han sido acusados de reaccionar con lentitud y torpeza. El aeropuerto de Londres-Gatwick ha cerrado todas sus pistas de aterrizaje desde las 21.03 (hora local) del miércoles debido a la presencia de varios drones que sobrevolaban la zona. Poco después de las cuatro de la tarde de este jueves (hora local), un portavoz del Ejército ha anunciado el envío de un equipo de especialistas para interceptar los aparatos pero, por el moen. La policía de Sussex, condado en el que se enclava el aeropuerto, ha dicho que lo ocurrido no está relacionado con el terrorismo sino que era un "acto deliberado" de interrupción del tráfico aéreo.

Al menos 17 despegues se habían visto afectados hasta las 3.00 de la madrugada y alrededor de 40 han tenido que ser desviados. La pista central recuperó su operatividad durante poco más de 45 minutos, cuando nuevos drones fueron detectados y volvió a clausurarse. Desde primera hora de la mañana del jueves se mantienen cancelados los vuelos de entrada y salida a Reino Unido. Gatwick es el octavo aeródromo europeo por número de pasajeros y el segundo más importante de Reino Unido. 

Los vuelos que tenían previsto aterrizar en el aeropuerto londinense han sido desviados a otros aeropuertos británicos y a otras ciudades europeas como París y Ámsterdam. La cancelación ocurre en fechas cercanas a la Navidad, uno de los momentos con más actividad del año. Las autoridades están investigando a qué se debe la presencia de estos drones y, por el momento, no hay una estimación de la hora a la que podrán reanudarse las actividades. "Actualizaremos cuando tengamos la seguridad adecuada de que es apropiado reabrir la pista", ha dicho el aeropuerto a través de Twitter.

Algunos pasajeros han permanecido en su avión hasta dos horas hasta poder despegar. Mientras, otros se quejaban de que su vuelo había sido desviado y de la falta de información. "Estuve atrapado durante más de una hora después de aterrizar en Luton, en lugar de hacerlo en Gatwick. La tripulación nos ha dicho que todos los aeropuertos al sur están a su máxima capacidad. No sé cómo vamos a llegar a casa. No hay información sobre futuros vuelos", ha asegurado un usuario en la citada red social. Hasta dos mil pasajeros han tenido que pasar la noche en el aeropuerto.

Decenas de oficiales de policía han rastreado la zona en busca de los responsables del manejo de los drones. Se ha llegado incluso a sugerir la utilización de francotiradores para abatir los aparatos, aunque la opción se ha descartado por el riesgo que suponía.

Las autoridades han advertido a los presuntos culpables de que se enfrentan a penas de prisión de hasta cinco años por quebrantar las leyes de aviación.

La oposición laborista ha pedido medidas de emergencia en los aeropuertos londinenses durante las fechas navideñas. "Lo ocurrido en Gatwick reafirma la urgente necesidad de establecer reglas claras sobre el uso de drones cerca de los aeropuertos", ha dicho Andy McDonald, el portavoz de Transportes del partido. "Hay una clara preocupación por el creciente número de ocasiones en que han estado a punto de chocar esos drones con aeronaves tripuladas, y el Gobierno ha sido muy lento en reaccionar", ha afirmado.

Se espera que casi tres millones de pasajeros pasen por Gatwick en el periodo navideño que va desde el 14 de diciembre al 7 de enero.

El aumento de las colisiones entre drones y aviones comerciales ha provocado una creciente preocupación sobre la seguridad en el seno de la industria durante los últimos años. En Gran Bretaña, el número de accidentes por esta causa se triplicó con creces entre 2015 y 2017, con 92 incidentes registrados el año pasado, según las autoridades británicas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información