Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Expulsados de la sede de la televisión pública húngara dos diputados que se oponen a la ‘ley de esclavitud’

La policía agrede a un legislador crítico con la polémica reforma laboral de Orbán

Un diputado opositor húngaro salta una valla para ingresar a la sede de la televisión pública MTVA, este lunes en Budapest. ZSOLT SZIGETVARY (AP) / VÍDEO: Los agentes de seguridad de la MTV húngara expulsan por la fuerza a Ákos Hadházy. YouTube:Gyurbán Fektor.

La reforma laboral del Gobierno húngaro, conocida como ley de la esclavitud, ha generado la enésima movilización contra el Ejecutivo del ultranacionalista Viktor Orbán. Miles de ciudadanos han salido a las calles para protestar por la aprobación de una ley que aumenta de 250 a 400 el número máximo de horas extras permitidas por año, con lo que ciertos empleados podrían verse obligados por sus jefes a trabajar seis días por semana.

Las manifestaciones se suceden desde el miércoles, día de la aprobación, y se recrudecieron el domingo, cuando miles de manifestantes se dirigieron tras una marcha por la capital a la sede de la televisión pública, MTV.

Al hilo de la concentración ante la MTV, dos diputados críticos con la polémica reforma laboral de Orbán se encerraron en el edificio el domingo por la noche. El independiente Ákos Hadházy fue agredido este lunes por agentes de seguridad de la MTV que lo sacaron a la fuerza de las instalaciones. El parlamentario pretendía que se leyera ante las cámaras una petición contra el Gobierno por la ley de esclavitud, a favor de la independencia de la justicia y de los medios de comunicación, así como de la adhesión de Hungría a la fiscalía europea y una reducción de las horas extraordinarias para los policías. 

“Esto es Turquía II”

El incidente ha sido filmado y transmitido en directo en las redes sociales por la legisladora Bendett Szél (independiente), que se hallaba en la sede de MTV, junto a otros seis parlamentarios y eurodiputados. Szél también ha sido expulsada. Hadházy pretendía negociar con algún editor para difundir su mensaje, pero el personal de seguridad le imposibilitó el paso, lo empujó y, después de que el agredido cayera al suelo, lo sacó fuera del edificio. Szél también fue empujada fuera de la sede cuando acudió para intentar ayudarle.

Los diputados opositores resaltaron este lunes que, debido a su inmunidad parlamentaria, los agentes no tienen derecho ni siquiera a tocarles. “Esto es Turquía II, ya ni se ocupan de la apariencia”, ha criticado Ágnes Kunhalmi, diputada socialista, a la televisión privada ATV.

Numerosas medidas adoptadas por el Gobierno de Orbán son objeto de duras críticas dentro y fuera del país, de la Unión Europea (UE) y de activistas defensores de los derechos humanos, por considerar que socavan los fundamentos de la democracia y el Estado de derecho.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información