Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El último informe sobre el vuelo MH370 mantiene el misterio sobre su desaparición

Malasia reconoce que no "puede confirmar" qué pasó con el aparato y las 239 personas que iban a bordo

La hija de una de la pasajera del vuelo MH370 declara en Putrajaya (Malasia).

La suerte del avión MH370 de Malaysia Airlines, desaparecido el 8 de marzo de 2014 con 239 personas a bordo, sigue siendo un misterio. El equipo encargado de investigar el suceso ha determinado que es probable que el sistema de control del vuelo fuera manipulado deliberadamente para cambiar la ruta del aparato, pero desconoce por qué razón. Tampoco "puede confirmar" la causa de la desaparición, según un informe presentado este lunes en Kuala Lumpur. "La respuesta solo puede ser concluyente si se encuentran los restos", ha asegurado Kok Soo Chon, jefe del grupo de investigación de seguridad del Boeing 777 que desapareció hace más de cuatro años mientras volaba entre la capital malasia y Pekín (China). "El equipo no puede determinar la causa real de la desaparición...", ha concluido Kok Soo Chon. 

Las familias de los pasajeros han insistido en que el informe no ofrece nuevos hallazgos para arrojar luz sobre la misteriosa desaparición del avión y han exigido que se implementen medidas para evitar que se repitan en el futuro situaciones como la del MH370. Según el documento validado por ocho países, entre ellos Malasia, el avión cambió de rumbo de forma manual, pero ante la falta de pruebas no saben por qué. "El cambio de rumbo no se debió a anomalías del sistema mecánico. El cambio de rumbo se hizo de manera manual y no con el piloto automático. No podemos excluir la participación de una tercera parte", ha apuntado el jefe del grupo de investigación, quien ha insistido en que "este no es el informe final", aunque las autoridades malasias hubiesen señalado anteriormente que el de este lunes iba a ser el informe definitivo. "No hemos encontrado el fuselaje. No hemos encontrado víctimas. ¿Cómo puede ser el informe final?", ha manifestado Kok.

Según los investigadores, el vuelo viró a miles de millas de su ruta programada antes de sumergirse finalmente en el océano Índico, y creen que alguien pudo haber apagado deliberadamente el transpondedor del aparato antes de desviarlo. Unas 27 piezas han sido recuperadas en playas de Reunión, Mozambique, Mauricio, Sudáfrica y la isla Pemba (Zanzíbar). Unos fragmentos que fueron arrastrados por las corrientes del Índico, lo que concordaba con la hipótesis oficial del siniestro. Los análisis han confirmado que tres fragmentos encontrados en Reunión, Mauricio y Pemba pertenecen al MH370, otras siete piezas —incluidas partes del interior de la cabina— lo son "casi con seguridad" y ocho más lo son "con alta probabilidad".

El documento "amplía la información previamente publicada e incluye análisis, hallazgos, conclusiones y recomendaciones de seguridad", como la de mejorar la eficacia de los transmisores de localización que portan los aviones comerciales. El informe recomienda a compañías y autoridades ampliar la información sobre las condiciones psicológicas de los pilotos y la tripulación, una mayor inspección en la carga del avión o un mayor control del tráfico aéreo.

La investigación presentada este lunes no responde, sin embargo, a las incógnitas principales de los familiares de los desaparecidos, 154 de ellos chinos, y solo aporta detalles a la documentación que ya se ofreció el pasado marzo. El nuevo informe detalla los errores, los protocolos y las pautas que no se siguieron para investigar la desaparición del vuelo"Esperamos que estos errores no se repitan y que se implementen medidas para prevenirlos en el futuro", ha dicho la abogada Grace Nathan, cuya madre, Anne Daisy, viajaba en el avión.

Voice 370, un grupo que representa a los familiares, había instado previamente al Gobierno malasio a hacer ulteriores averiguaciones sobre el vuelo, incluida "cualquier posible falsificación o eliminación de registros relacionados con el MH370 y su mantenimiento". Las familias han dicho que el informe señalaba los errores del centro de control de tráfico aéreo de Malasia; solo se hicieron dos llamadas telefónicas a la aeronave desde tierra, con cuatro o cinco horas de diferencia. Los investigadores no pudieron dar respuestas adecuadas sobre por qué no se hicieron otras llamadas después de que el avión se saliera del radar, agregó Grace.

El pasado 29 de mayo, Malasia suspendió una búsqueda de tres meses financiada por la firma estadounidense Ocean Infinity, que abarcó 112.000 kilómetros cuadrados en el sur del océano Índico y terminó sin hallazgos significativos. Fue la segunda búsqueda importante después de que Australia, China y Malasia pusieran fin a una infructuosa investigación en 2017. El recién elegido primer ministro malasio, Mahathir Mohamad, ha informado de que el país considerará reanudar la búsqueda del MH370 solo si surgen nuevas pistas.

Más información