Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los candidatos conservadores arrancan la campaña electoral mexicana

Ricardo Anaya y Margarita Zavala celebran su primer acto pasada la medianoche mientras que López Obrador y Meade no lo harán hasta el domingo

elecciones mexico
Ricardo Anaya, junto a su mujer, Carolina Martínez, durante el primer acto de campaña. REUTERS

México dio la madrugada del jueves al viernes el pistoletazo de salida oficial a una campaña electoral que hace meses copa toda la atención del país. Por delante, más de 90 días hasta la cita del 1 de julio, en el que el país elegirá nuevo presidente y más de 3.000 cargos públicos, en la elección más grande de su historia.

Los dos candidatos conservadores, Ricardo Anaya, expresidente del PAN y Margarita Zavala, esposa del expresidente Felipe Calderón, la única aspirante independiente después de que abandonase precisamente la formación de su rival, fueron los primeros en arrancar la campaña con sendos actos pasada la medianoche. Los otros dos contendientes, Andrés Manuel López Obrador, líder de Morena y puntero en todas las encuestas y el candidato del gobernante PRI, José Antonio Meade, apelaron al Viernes Santo para esperar hasta el domingo para arrancar con sus actos de campaña.

Anaya, aspirante de Por México al Frente, la coalición que integran el conservador PAN y los progresistas PRD y Movimiento Ciudadano, creada ex profeso para estas elecciones con la mira en un futuro gobierno de coalición en caso de victoria, optó por un acto rodeado de jóvenes. Más de 1.000 personas se reunieron en la capital mexicana en lo que se conoce como un hackaton, un encuentro en el que durante 12 horas desarrollarán una serie de iniciativas tecnológicas para buscar soluciones a los tres ejes sobre los que girará la campaña de Anaya, en sus propias palabras: “combatir la corrupción para tener un gobierno honesto, acabar con la enorme desigualdad y acabar con la inseguridad y la violencia”.

“Arrancamos innovando”, clamó Anaya ante el joven auditorio, sobre quien descargó buena parte de la responsabilidad en estas elecciones. “De esta generación depende el cambio que necesita México”, incidió el candidato del Frente. En la cita del próximo 1 de julio habrá 14 millones de electores nuevos y uno de cada tres tendrá menos de 29 años, por lo que no es baladí que Anaya, de 39 años, el más joven de los candidatos, se haya centrado en este sector de la población para el arranque.

Anaya aparece en la mayoría de las encuestas en segundo lugar, por detrás de López Obrador y por delante de Meade, con quien ha emprendido una batalla por afianzarse en esa segunda plaza que le permita encarar la recta final de la campaña como el aspirante a ganarle la presidencia al líder de Morena. Anaya, que arrancó el año con un crecimiento considerable en los sondeos, sufrió un frenazo tras verse involucrado en un supuesto caso de lavado de dinero en una venta de una nave industrial de su propiedad.

A la misma hora en que Anaya participaba en el hackaton, en el Ángel de la Independencia, en el corazón de la capital mexicana, Margarita Zavala insistía también en la necesidad de dar un giro al destino político del país. No obstante, más que en ella, centró su primer mensaje en las carencias de sus oponentes. “No nos conformemos con el candidato menos malo o con el menos corrupto, o con el menos autoritario. Imaginemos lo que podemos lograr juntos si tomamos nuestro destino en nuestras propias manos", dijo ante un grupo de simpatizantes que apenas llenó las escalinatas del monumento.

Margarita Zavala y el expresidente Felipe Calderón, en el arranque de campaña.
Margarita Zavala y el expresidente Felipe Calderón, en el arranque de campaña. EFE

La ex primera dama llegó acompañada de su esposo, el exmandatario Felipe Calderón y sus tres hijos. Calderón mantuvo un perfil bajo durante el inicio de campaña y solo se acercó a los simpatizantes para hacerse fotos. Zavala explicó que eligió el Ángel de la Independencia porque allí se celebró la transición democrática en 2000, cuando el que hasta hace meses era su partido, el PAN, logró sacar al PRI de Los Pinos después de 70 años de gobierno con el triunfo de Vicente Fox.

Zavala pidió a los demás candidatos que la financiación de las campañas no se haga con dinero público. Hagamos una campaña que no use un solo peso de dinero público y que lleve la fuerza de los ciudadanos", expresó la candidata. El Instituto Nacional Electoral (INE) autorizó el arranque de la campaña de Zavala aunque aún estudia la validez de las firmas que reunió para obtener la candidatura.

Zavala consiguió su lugar en la boleta electoral tras reunir 870.000 firmas de ciudadanos que respaldaron su aspiración. Las autoridades descartaron más de 200.000 por considerarlas falsas. Los otros dos aspirantes independientes, Jaime Rodríguez El Bronco y Armando Ríos Píter se quedaron fuera de la carrera presidencial después de que el INE no validase cientos de miles de rúbricas, al considerarlas fraudulentas.

Tras perder la batalla interna con Anaya, Zavala optó por el sinuoso camino de las candidatura independiente, que se utiliza por primera vez en México para unas elecciones presidenciales. La candidata es la sexta mujer en la historia del país que se presenta como aspirante a la presidencia. Ninguna lo ha conseguido.

Entre las críticas a Zavala está la cercanía e influencia de su esposo, el expresidente Felipe Calderón en su campaña. El exmandatario, por ejemplo, aportó el 65% de los fondos para financiar la recolección de firmas de la candidata independiente.

Más información