Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una treintena de muertos en Burkina Faso en los ataques en la zona diplomática de la capital

Varios hombres armados atentan contra la Embajada de Francia y la sede de las Fuerzas Armadas en Uagadugú y dejan cerca de 50 heridos

Varias personas observan una cortina de humo negro tras un ataque múltiple en Uagadugú, la capital de Burkina Faso.

Un ataque terrorista ha provocado al menos 28 muertos y decenas de heridos este viernes en Uagadugú, la capital de Burkina Faso, según un balance provisional hecho público por France Press que cita fuentes de seguridad. El Gobierno burkinés, sin embargo, habla de 16 fallecidos, entre ellos nueve asaltantes. El ataque comenzó un poco antes de las diez de la mañana y tuvo como objetivos diferentes inmuebles del llamado barrio diplomático, entre ellos la Embajada francesa y el cuartel general del Estado Mayor del Ejército, donde se han producido la mayoría de las víctimas. Por el momento se desconoce la identidad de los atacantes, aunque todo apunta a una acción “yihadista” tal y como ha anunciado el Gobierno burkinés.

El doble atentado fue perpetrado por una docena de personas, de las que al menos nueve han muerto por disparos de las fuerzas de seguridad y dos habrían sido detenidos. El resto de fallecidos confirmados son siete soldados, según un portavoz del Ejecutivo, quien también reveló pasadas las cuatro de la tarde que la situación estaba “bajo control”. Todo comenzó cuando cinco supuestos terroristas trataron de entrar sin éxito en la Embajada de Francia, lo que provocó un intenso intercambio de disparos con los gendarmes que protegen el edificio.

Instantes más tarde se produjo una fuerte explosión en los alrededores de la sede del Estado Mayor del Ejército seguida de un intenso tiroteo entre soldados y otro grupo de hombres armados. El ministro de Seguridad, Clement Sawadogo, informó que la explosión fue causada por un coche bomba. Como resultado de este doble ataque se produjo una enorme confusión y una intensa humareda envolvió la zona. Francia ha anunciado la apertura de una investigación por ataque terrorista. Además de los muertos, habría unas 75 personas heridas, según aseguró a AFP el coronel Amado Kafando, director del servicio médico del Ejército. El Gobierno ha abierto un puesto médico de emergencias en el estadio Issoufou Joseph Conombo para atender a los afectados.

Este es el tercer ataque de similares características que sufre la capital de Burkina Faso en poco más de dos años. El primero tuvo lugar en enero de 2016 cuando treinta personas que se encontraban en un hotel y una terraza del centro de Uagadugú fueron asesinadas en un tiroteo llevado a cabo por miembros del grupo terrorista Al Morabitún, vinculado a Al Qaeda. El segundo se produjo el pasado mes de agosto en el café Istanbul, provocando la muerte a 19 personas sin que fuera reivindicado. Sin embargo, la zona fronteriza con Malí, en el norte del país, ha sufrido unos 80 incidentes armados protagonizados por el grupo burkinés Ansarul Islam en los últimos tres años, con el resultado de 133 fallecidos, casi todos policías y soldados, y unas 15.000 personas desplazadas de sus hogares.

Dos hombres tratan de salir de la sede general de las Fuerzas Armadas en la capital de Burkina Faso este viernes.
Dos hombres tratan de salir de la sede general de las Fuerzas Armadas en la capital de Burkina Faso este viernes. Reuters

El yihadismo radical que gangrena al norte y centro de Malí se ha ido extendiendo a los países vecinos, sobre todo Níger y Burkina Faso. Para dar respuesta a este fenómeno, estos tres estados junto a Mauritania y Chad han creado el G5 del Sahel, que trata de poner en marcha una fuerza militar conjunta con apoyo internacional, sobre todo francés. Recientemente, la Unión Europea anunciaba que doblaba su participación en dicha iniciativa, elevando a 414 millones de euros el montante global recibido por esta fuerza militar. Sin embargo, el G5 calcula que necesita 480 millones para ser plenamente operativo.

Desde que pusiera en marcha en 2013 la Operación Serval para combatir a los grupos yihadistas que habían ocupado el norte de Malí, Francia mantiene una intensa presencia militar en la zona cifrada en unos 4.000 efectivos en la zona del Sahel bajo el paraguas de la Operación Barkhane. La UE ha prometido mantener su apoyo. "Seguimos determinados a apoyar a Burkina Faso y a los estados de la región en su lucha contra el terrorismo, a nivel nacional y en el marco del Sahel G5 y su fuerza conjunta", ha asegurado el Servicio Europeo de Acción Exterior en un comunicado, informa Efe.

Más información