Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Global BLOGS CRÓNICAS
INTERNACIONALES

Un representante civil mexicano dura un día en el cargo por comentarios homófobos

El Sistema Estatal Anticorrupción de Chihuahua elige para su Comité Civil a un postulante que menospreció la importancia del matrimonio igualitario

Un día después de anunciar la elección del ingeniero Joaquín Treviño como parte de su Comité de Participación Ciudadana, el Sistema Estatal Anticorrupción (SEA) de Chihuahua (México) ha tenido que destituirle. La causa: la viralización de un comentario homófobo que profirió, precisamente, durante la entrevista para obtener el cargo.

La Comisión de Selección del Sistema Estatal de Corrupción de Chihuahua entrevistó a Treviño el pasado sábado como parte del proceso de selección a los candidatos para entrar el Comité, un órgano formado por cinco miembros de la sociedad civil cuyo objetivo es apoyar al SEA. Cuando el jurado preguntó a Treviño por la aplicación práctica de la propuesta que presentó para ser elegido, el ingeniero contestó con una crítica a la burocracia del sistema legislativo y afirmó que los políticos "están muy preocupados en emitir leyes para ver cómo le hacen para quitarle el nombre y el apellido al acta de nacimiento [de personas transgénero] o cómo le hacen para casarse entre maricones", en lugar de ocuparse de normas que Treviño parece considerar más importantes, como la Ley de Adquisiciones.

Pese a que el exabrupto tuvo lugar en la propia entrevista para acceder al comité, la Comisión de Selección no pareció darle la suficiente importancia como para, no ya corregir a Treviño, sino siquiera dejarle fuera del órgano. De hecho, hasta que las declaraciones del ingeniero saltaron a los medios locales y se difundieron rápidamente en la web, el SEA no había rectificado.

Las críticas recibidas —ha habido incluso una campaña en change.org para pedir la destitución inmediata de Treviño— llevaron además al ingeniero a publicar un vídeo en YouTube para "aclarar lo publicado" en los medios locales. "El vocablo no fue el más correcto", afirma en referencia al término despectivo "maricón". "No lo usé con afán de lastimar la integridad ni con el fin de aplicar un carácter peyorativo ni de discriminar a nadie por razón de preferencias", prosigue en su mensaje, que no le ha librado de ser expulsado de su cargo en tan sólo 24 horas.

Síguenos en Twitter y en Flipboard