Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU aprueba sanciones contra 11 empresas e individuos iraníes por ciberataques

La Casa Blanca planea prorrogar el pacto que bloquea las penalizaciones por el desarrollo nuclear

Donald Trump, este martes en la Casa Blanca. Ampliar foto
Donald Trump, este martes en la Casa Blanca. AP

El mismo día que la Administración de Trump planeaba anunciar una decisión incómoda, si prorroga de nuevo el pacto nuclear con Irán que negoció Barack Obama, el departamento del Tesoro comunicó que penalizaba a 11 empresas e individuos del mismo país acusados de apoyar a la Guardia Revolucionaria de Iran, el cuerpo de élite del régimen, o de orquestar ciberataques contra bancos estadounidenses.

El acuerdo nuclear, que Trump había prometido liquidar si llegaba a la Casa Blanca, levanta las sanciones a Irán relativas al armamento nuclear a cambio de frenar su acceso a la atómica. Con el anuncio del Tesoro, la Casa Blanca deja claro que este pacto, que sigue en cuarentena, no impedirá la vigilancia en otros terrenos.

"El Tesoro seguirá tomando severas sanciones ante las provocaciones de Irán, entre ellas el respaldo a los Guardianes de la Revolución y a los extremistas terroristas", dijo el secretario del Tesoro Steven Mnuchin, en el comunicado. En concreto, las sanciones afectan a una empresa iraní que, según EE UU, proporciona material al programa de misiles balísticos, compañías aéreas que aseguran el transporte de combatientes y armas en Siria y piratas informáticos que cometieron ciberataques contra instituciones financieras estadounidenses.

Fuentes conocedoras del asunto, citadas por Reuters, señalaron que Washington ha decidido renovar una vez más de nuevo el pacto nuclear, firmado por Irán y seis potencias internacionales en julio de 2015. Eso significa que las sanciones siguen levantadas por otros 120 días, periodo tras el cual Trump tendrá que volver a decidir si prorroga o rompe.

La tensión entre ambos países ha crecido en la era Trump. El republicano detesta el acuerdo, discrepando de forma abierta y pública con su secretario de Estado, Rex Tillerson, quien de momento le ha convencido para que lo mantenga. Pero al otro lado también ha empeorado el tono. Este verano, en un discurso televisado, el presidente iraní, Hasan Rohani, advirtió de que su Gobierno también podría optar por apearse si Estados Unidos imponía nuevas sanciones.

"Los nuevos gobernantes de EE UU deben saber que la experiencia fracasada de sanciones trajo a sus anteriores administraciones a la mesa de negociaciones", y añadió que Teherán recuperar en seguida el nivel de desarrollo nuclear que tenía cuando comenzaron las negociaciones de aquel pacto, firmado en el verano de 2015.

 Las sanciones de este miércoles se suman a nuevos frentes. La Cámara de Representantes aprobó este miércoles un veto a la venta de aviones comerciales a Irán, lo que, de salir adelante con el visto bueno del Gobierno, se llevaría por delante unas adquisiciones a Boeing valoradas en unos 20.000 millones de dólares.

Más información