Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Global BLOGS CRÓNICAS
INTERNACIONALES

Un tatuaje de ‘henna’ negra abrasa el brazo de una niña en un hotel de Egipto

La menor británica, de vacaciones con sus padres, sufre quemaduras por un componente artificial del tinte

Tatuaje de henna negra, que incorpora un ingrediente artificial para asegurar un color más oscuro que el del tinte natural.
Tatuaje de henna negra, que incorpora un ingrediente artificial para asegurar un color más oscuro que el del tinte natural.

Para la pequeña Madison Gulliver, una niña británica de siete años, lo que empezó como un juego, se convirtió en una dolorosa pesadilla. Mientras estaba de vacaciones con su familia en Hurgada, un popular destino turístico en la costa egipcia del mar Rojo, Madison quiso hacerse un tatuaje con henna, un ancestral tinte natural utilizado en el mundo árabe y en India para decorar la piel de forma temporal, sobre todo en acontecimientos sociales como las bodas. Sin embargo, poco después, el tatuaje le provocó fuertes picores y la aparición de ampollas que tuvieron que ser tratadas en la unidad de quemaduras de un hospital. Y es que la pasta de henna —también llamada en castellano alheña—, utilizada en el hotel de Hurgada, no era tal.

“Ella tiene mucho dolor. En parte es culpa mía no haber sabido de este peligro, pero también es culpa del salón por utilizar productos químicos peligrosos en niños”, ha declarado su padre al diario Daily Mail. El producto químico en cuestión ha sido identificado como parafenilendiamina (PPD), usado como tinte en diversos productos. El PPD es un agente potente que puede provocar alergia en algunas personas, pero no en todas. De hecho, el hermano mayor de Madison, Sebastian, de nueve años de edad, también se hizo un tatuaje en el mismo hotel. Al notar picores, se retiró la presunta pasta de henna, sin generarle ampollas.

El hotel se ha disculpado ante la familia, y ha retirado la oferta de tatuajes de sus actividades. Citado por el Mail, Chris Flower, director de la Asociación de Cosmética, Artículos de Tocador y Perfumes en Reino Unido, ha advertido sobre el uso de “henna negra”. “El PPD se utiliza de forma legal y segura en tintes de cabello permanente, en los que se dan instrucciones claras, y en los que el nivel máximo está controlado por la ley. Pero la henna negra a menudo contiene altos niveles de PPD, lo que le da enseguida un color oscuro”, sostiene Flower. “Cuando se aplica a la piel en forma de henna negra para un tatuaje temporal, el PPD puede causar quemaduras químicas y reacciones alérgicas”, añade.

La pasta de la verdadera henna, la tradicional, no es de color negro, sino más bien marrón. Y el rastro que deja en la piel, que suele durar una semana, es anaranjado, nunca negro. La producción de la pasta de henna se obtiene de forma natural, a partir de las hojas secas de la planta de la alheña (Lawsonia inermis). Por lo tanto, no existe ningún riesgo para la salud. La henna negra es una invención moderna, y tiene como objetivo imitar el color de los tatuajes hechos con aguja. Así pues, atención a los tatuajes temporales de color negro. No es henna todo lo que parece.

Más información