Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Global BLOGS Coordinado por JOAN FAUS

Donald Trump sujeta su corbata con cinta adhesiva

Decenas de fotos revelan esta solución casera que utiliza el presidente para unir ambas partes de la prenda

Dos cintas adhesivas sujetan ambos cabos de la corbata del presidente. Foto: REUTERS (JONATHAN ERNSTATLAS). Vídeo: ATLAS

Suele llevar una chaqueta poco entallada, ancha de hombros y larga de mangas. Su corbata preferida, una roja, también sobrepasa las medidas informalmente establecidas, sobrepasando la línea imaginaria de la cintura. Y según han demostrado decenas de fotos recientes, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sujeta los dos cabos de la corbata con cinta adhesiva transparente.

Ocurrió el día más importante de su carrera política, el 20 de enero. Durante la ceremonia de toma de posesión, la pareja Trump se fotografiaba con la pareja Pence —el vicepresidente y su mujer— delante del Congreso cuando una bocanada de aire levantó su famosa corbata roja para desvelar dos tiras de celo uniendo ambos cabos de la prenda. Volvió a ocurrir el viernes pasado mientras el presidente descendía del Air Force One, el avión presidencial, en el aeropuerto de Orlando (Florida). Y entre medias, la escena se ha dado en múltiples ocasiones con distintas corbatas.

Trump, en la inauguración, con otra cinta adhesiva en su corbata.
Trump, en la inauguración, con otra cinta adhesiva en su corbata. AP

Además de su curioso apaño, que podría ser fácilmente reemplazado por un pasador de corbata, el instrumento diseñado para resolver el problema, Trump desafía la longitud normal de una corbata. Al contrario de lo habitual, el presidente permite que la prenda sobrepase la línea imaginaria de la cintura. Su criticada costumbre de no abrocharse el botón de la chaqueta deja vislumbrar esta extraña práctica que ha sido fruto de burlas en las redes sociales.

Y aún así, Trump, el hombre que presume saber de todo, que se mueve por el ego y su afán de ser el mejor, trata de dar lecciones de estilo a algunos de sus asesores. Según The New York Times, el presidente criticó la apariencia de su portavoz, Sean Spicer, cuando este realizó su primera intervención desde la Casa Blanca, un día después de la inauguración. En particular, Trump le instó a ponerse un traje mejor entallado.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información