Muere Roman Herzog, presidente de Alemania entre 1994 y 1999

Presidió la primera convención que redactó la carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea

Roman Herzog en una fotografía de archivo de marzo de 2015.
Roman Herzog en una fotografía de archivo de marzo de 2015.DANIEL NAUPOLD (AFP)

El expresidente de Alemania Roman Herzog ha muerto a los 82 años de edad por una grave enfermedad, según ha informado este martes la oficina de la presidencia de ese país. Herzog fue jefe de Estado entre 1994 y 1999, fue el primero en reconocer la implicación de Alemania en el bombardeo a Gernika en 1937, y presidió la primera convención europea que redactó la carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea. El actual presidente, Joachim Gauck, ha recordado a Herzog como "una notable personalidad que marcó y proyectó la percepción que tiene Alemania de sí misma".

Más información
Merkel exige a Londres respeto a las normas para seguir en el mercado único
Merkel y la CDU suben en intención de voto tras el atentado de Berlín

Herzog fue el séptimo presidente de la República Federal de Alemania. Miembro desde 1979 de la Unión Cristianodemócrata (CDU), el partido de Angela Merkel. En el recuerdo de los alemanes permanece un discurso pronunciado por Herzog el 26 de abril de 1997, al final de la era del canciller Helmut Kohl, caracterizada por lo que se llamó "un atasco de reformas" en el que pidió una renovación interna de Alemania y se quejó de la "parálisis social", el "desaliento generalizado" y las "trabas burocráticas enemigas de toda reforma" que afectaban desde hace tiempo, según denunciaba, a la sociedad germana.

Como presidente, envió a través de su embajador en España una carta en la que asumía en nombre de su país la responsabilidad del ataque aéreo de la Legión Cóndor el 26 de abril de 1937. Reconocía "la culpa de los aviones alemanes" y pedía perdón, lo que el Parlamento confirmó hasta un año después.

El año pasado, el expresidente criticó a los grandes partidos por no hacer más para detener el avance del partido antiinmigrantes, Alternativa para Alemania (AfD), que está cerca de convertirse en el tercer partido con mayor presencia en el parlamento.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS