Florian Philippot | Número dos del FN

“Fillon es el candidato de la mundialización salvaje”

Florian Philippot, admirador de Hugo Chávez, ningunea a los socialistas y elabora un plan de ataque a la derecha

Acaba de cumplir 35 años y ya ha hecho un recorrido ideológico extraño: de asesor del exministro socialista Jean-Pierre Chevénement a cerebro de la política económica del ultraderechista Frente Nacional (FN) y admirador del venezolano Hugo Chávez. Florian Philippot, número dos del partido, afirma en un encuentro con corresponsales que en la UE “no hay nada que pueda beneficiar a Francia”. Pero se levanta airado y se va sin despedirse cuando se le piden precisiones.

El vicepresidente del Frente Nacional francés, Florian Philippot.
El vicepresidente del Frente Nacional francés, Florian Philippot.CHARLES PLATIAU (REUTERS / Cordon Press)

Formado en la Escuela Nacional de Administración (ENA), donde estudian las élites francesas, Philippot manda tanto en el FN que ha metido a su padre como consejero regional del partido y a su hermano como asesor. Pero sobre todo se permite discrepar en público de Marion Maréchal-Le Pen, sobrina de Marine. Esta misma semana, Philippot ha dicho que la nieta del fundador del FN está “aislada y sola” en el partido cuando dice que hay que limitar la subvención ilimitada al aborto.

Es uno de los asuntos en los que Philippot se muestra más progresista que muchos conservadores de Los Republicanos, el partido que acaba de elegir como líder indiscutible a François Fillon. El número dos del FN nunca ha criticado la ley del matrimonio entre homosexuales y asume en público que él lo es.

Pero eso es solo una anécdota en su etapa actual. Ya dirigió la campaña de Marine Le Pen en las presidenciales de 2012 —cuando el FN logró su mejor resultado—, y ahora prepara la estrategia para una meta muy superior: espera que la candidata de la ultraderecha dispute de tú a tú la recta final hacia el Elíseo con Fillon.

Por eso, elabora con detalle dos claves de ataque: la descalificación de Fillon y la explotación del euroescepticismo. Contra el líder de la derecha emplea argumentos idénticos a los de la izquierda radical o la populista. “Fillon es el candidato de la mundialización salvaje” y su plan económico y social “es de una extraordinaria brutalidad”.

Más información
Fillon, un católico tradicionalista para liderar la laica Francia
Marine Le Pen maquilla al Frente Nacional con los Rolling y Banksy

La defensa de los trabajadores, una seña de identidad del FN correspondida por los votos que recoge en zonas industriales, se acrecienta ante el nuevo líder conservador. Por ello, Philippot censura especialmente los planes de Fillon para eliminar el límite de las 35 horas de trabajo a la semana, reducir en 500.000 (un 10%) el número de funcionarios o restringir la asistencia médica pública solo a las enfermedades graves. Tan reprobable o más le parece “el laxismo” con el que Fillon aborda la crisis migratoria atendiendo, sugiere, los deseos de la patronal, que defiende “la migración masiva” para bajar sueldos y condiciones laborales.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Para el partido tantas veces acusado de islamofobia, el flanco contra Fillon lo ha encontrado Philippot en la hemeroteca: “Fue el primer jefe de Gobierno que inauguró una mezquita: en Argenteuil (París) en 2010”.

El ideólogo tiene un detallado plan para que Francia abandone la UE tras un referéndum.

- ¿Sobre el Frexit?

- Exactamente.

- ¿Y dejar el euro?

- Si sales de la UE, también del euro.

- Pero la mayoría de franceses no quiere dejar el euro.

- Como la mayoría de italianos estaba por el sí seis meses antes del referéndum. Como la mayoría de británicos estaba a favor de seguir en la UE seis meses antes. Como la mayoría de los norteamericanos no estaba por Donald Trump seis meses antes.

En esos imprevistos se basa Philippot para no descartar un poco probable triunfo final de Le Pen. “Hay una sucesión de hechos históricos totalmente inéditos. El sistema ha entrado en turbulencias”. Explica Philippot que “Le Pen presidenta” exigirá recuperar la soberanía legislativa, de fronteras, monetaria y presupuestaria para acabar con “esta Europa que no funciona y es antidemocrática”.

- ¿Ha calculado el coste de restablecer las fronteras?

- Sería un coste positivo. Nos permitiría protegernos mucho mejor. Por ejemplo, ante la competencia desleal.

- ¿Y cómo pagaría Francia su deuda fuera del euro?

- La ley monetaria internacional admite que se haga en la nueva moneda, en francos.

- No, no es así. Las obligaciones son euros y…

- Sííí (malhumorado)

- Una cuestión personal. ¿Por qué entró en política?

- Me voy.

Sobre la firma

Carlos Yárnoz

Es Defensor del Lector, llegó a EL PAÍS en 1983 y ha sido jefe de Política, subdirector o corresponsal en Bruselas y París. El periodismo y Europa son sus prioridades. Como es periodista, siempre ha defendido a los lectores. Ahora, oficialmente.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS