Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francia prorrogará el estado de excepción hasta el 15 de julio próximo

Las elecciones del próximo año se realizarán bajo estrictas medidas antiterroristas

Hollande, junto al ministro de Defensa francés este viernes en el portaaviones Charles de Gaulle, en el Mediterráneo.
Hollande, junto al ministro de Defensa francés este viernes en el portaaviones Charles de Gaulle, en el Mediterráneo. REUTERS

Francia está viviendo el estado de excepción más largo de su historia reciente. Iniciado en diciembre de 2015 tras los atentados yihadistas de París, un consejo de ministros extraordinario celebrado esta mañana de sábado ha propuesto extenderlo más allá de enero, hasta mediados de julio. Bajo medidas extraordinarias antiterroristas se celebrarán por tanto en Francia las elecciones presidenciales de abril y mayo y las legislativas de junio, además de la Fiesta Nacional. La amenaza terrorista, insiste el Ejecutivo, persiste y es grave.

El último atentado yihadista en suelo francés se produjo en Niza el día de la fiesta nacional, el 14 de julio pasado. Murieron 85 personas. El estado de excepción prorrogado entonces por cuarta vez debía terminar el 26 de enero próximo. Si la Asamblea Nacional apoya, como siempre hasta ahora, la propuesta gubernamental, las medidas excepcionales seguirán en pie. Estas dotan a las fuerzas de orden de una mayor capacidad de maniobra y rapidez en su lucha antiterrorista, con registros sin previo mandamiento judicial o asignaciones de domicilio bajo vigilancia a meros sospechosos. A ello se suma la ley de espionaje y una movilización extraordinaria de policías y militares.

El anuncio lo ha hecho el nuevo primer ministro, Bernard Cazeneuve, ministro del Interior hasta que esta semana ha sustituido en el cargo a Manuel Valls. Bajo el mandato de Cazeneuve al frente de la seguridad del Estado se ha producido en Francia la ola de atentados yihadistas más graves que ha sufrido el país, con 234 víctimas mortales en año y medio. Los tres ataques de mayor amplitud han sido los de Charlie Hebdo y una tienda de comida judía en enero de 2015 (17 muertos), los de noviembre en la sala Bataclan y varias terrazas (130) y el de Niza (85).

La detención de sospechosos y la desarticulación de redes yihadistas son permanentes en un país que participa muy activamente en los bombardeos contra el ISIS en Irak y Siria y que nutre a la organización islámica con ciudadanos (1.700) que abandonan Francia para hacer la yihad y golpear algunos de ellos de vuelta en su propio país.

Más información