Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Putin suspende una visita a París por sus tensiones con Hollande a causa de Siria

El presidente francés se había preguntado en público si el viaje era “útil o necesario”

Soldados del régimen sirio patrullan el área de Awija en su avance sobre Alepo.

El cerrado apoyo ruso al régimen sirio de Bachar el Asad está teniendo graves consecuencias en las relaciones entre las grandes potenciales mundiales. A la reciente ruptura de la cooperación entre Moscú y Washington en Siria, se suma ahora una escalada de tensiones entre los presidentes de Rusia y Francia, Vladimir Putin y François Hollande. El primero acaba de suspender este martes su anunciada visita a París para el próximo día 19.

El mandatario ruso había preparado con gran interés su próxima llegada a la capital francesa para inaugurar una gran iglesia ortodoxa en pleno centro parisino. Se trataba de una visita privada, pero el protocolo incluía una visita al Elíseo para un encuentro con Hollande.

La proximidad de la visita ha coincidido con un incremento brutal de los bombardeos en Alepo, la ciudad que Bachar el Asad intenta arrebatar a los yihadistas con el decisivo apoyo de bombardeos rusos. Por eso, el Elíseo advirtió que el encuentro de Putin y Hollande serviría “únicamente” para hablar de Siria y para transmitir al mandatario ruso que era inaceptable el papel de Moscú en Siria. Y que el jefe del Estado francés no acudiría a la inauguración de la catedral ortodoxa.

Este mismo martes, ante la Asamblea del Consejo de Europa en Estrasburgo, Hollande ha reconocido que entre Francia y Rusia "hay un desacuerdo mayor" sobre Siria, pero se ha mostrado dispuesto a reunirse con Putin en cualquier momento para hablar de la paz en aquel país castigado por la guerra civil.

La tensión ha llegado al máximo en los últimos días. Rusia, aislada, vetó en el Consejo de Seguridad una resolución presentada por París para un alto el fuego “inmediato” de los bombardeos sobre Alepo. En paralelo, Hollande alimentaba el desencuentro el lunes con estos comentarios en una televisión local de su región de origen con respecto a la visita: “¿Es útil esa visita? ¿Es necesaria?”. Añadía a continuación que los responsables de los bombardeos de Alepo pueden acabar un día ante el Tribunal Penal Internacional acusados de "crímenes de guerra".

Por todo ello, el Elíseo se planteó o bien no recibir a Putin o, si era recibido, dedicar la reunión con Hollande solamente a hablar de Siria y de Alepo. Moscú ha decidido, según el Elíseo, tomar la delantera y suspender ahora el viaje, a la espera, añade, de una futura reunión dedicada a Siria.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información