Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Israel libera a una palestina de 12 años tras dos meses de cárcel

La menor fue condenada por intentar atacar con un cuchillo en un asentamiento judío

La adolescente se abraza a su padre en el puesto de control de Jabara.
La adolescente se abraza a su padre en el puesto de control de Jabara. AP

La niña palestina D. A. W., de 12 años fue excarcelada este domingo, después de haber permanecido internada dos meses y medio en una cárcel de Israel, y entregada a su familia en un puesto de control cercano a Tulkarem (norte de Cisjordania). La menor fue juzgada tras haber sido detenida, vestida con el uniforme escolar, el pasado 9 de febrero en el asentamiento judío de Karmel Tzur, próximo a su domicilio en Halhul, provincia de Hebrón (sur de Cisjordania), bajo la acusación de haber intentado atacar a israelíes con un cuchillo.

“Es la chica palestina más joven encarcelada en Israel, donde la ley prohíbe el ingreso en prisión de los menores de 14 años”, aseguró a France Presse el abogado Tariq Barghut. La ley militar israelí aplicada en Cisjordania y Jerusalén Este, bajo ocupación desde 1967, permite sin embargo inculpar a menores de hasta 12 años, en un caso excepcional en todo el mundo, según Unicef.

“Está muy contenta, pero habla mucho de los prisioneros que ha dejado atrás en la cárcel”, declaró este domingo el padre de la niña, que ha sido puesta en libertad dos meses antes del cumplimiento de su condena a petición de su familia y tras una campaña popular para exigir su salida de prisión ante la divergencia entre las legislaciones civil y militar de Israel.

Sus familiares han denunciado que la menor fue internada con presos palestinos de “seguridad” adultos, y que su madre solo pudo visitarla por primera vez el 28 de marzo, durante 45 minutos y sin que hubiera contacto físico entre ambas. El letrado de la niña, Abir Bachar, ha arremetido en declaraciones a Haaretz contra el tribunal militar por haberla enviado entre rejas en lugar de ofrecerle tratamiento para los presuntos problemas de conducta que un asistente social israelí hizo constar durante la vista.

Durante la ola de violencia que se inició el pasado octubre —en la que han muerto 28 israelíes y 201 palestinos (en su mayoría considerados atacantes)— se ha disparado la cifra de encarcelamiento de menores por “delitos de seguridad”, según el Servicio Israelí de Prisiones. De los 170 menores presos en septiembre, se pasó a 438 en febrero, el 54% de los cuales se encuentran en situación de prisión preventiva a la espera de ser juzgados. Solo seis de ellos, implicados en acciones de terrorismo judío, no son palestinos.