Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reino Unido estudia la petición popular de vetar la entrada a Trump

El precandidato presidencial propuso prohibir la entrada de musulmanes a EE UU

Partidarios de Donald Trump en Carolina del Sur.
Partidarios de Donald Trump en Carolina del Sur. REUTERS

El Gobierno británico respondió este miércoles a una petición de los ciudadanos para exigir que se prohíba la entrada en Reino Unido al precandidato republicano a la presidencia de EE UU Donald Trump por sus comentarios contra los musulmanes, a los que a su vez propuso prohibir la entrada en EE UU. Más de 500.000 personas han firmado esta petición en la página web del Parlamento, informó el miércoles la BBC.

Cualquier demanda que supere las 10.000 firmas obtiene una respuesta del Gobierno, pero si consigue más de 100.000, la Cámara de los Comunes debe considerar si es motivo para debatirla. El comité de peticiones de la Cámara de los Comunes lo decidirá la semana que viene.

En su respuesta, el Gobierno británico manifestó que la cantidad de firmas revela el malestar de la ciudadanía con Trump. Por su parte, la ministra británica del Interior, Theresa May, consideró que los comentarios del estadounidense provocan divisiones y son de poca ayuda y erróneos, al tiempo que recalcó que entrar en Reino Unido es “un privilegio y no un derecho”.

“La ministra del Interior puede excluir de Reino Unido a un ciudadano que no pertenece al área económica europea si considera que su presencia no propicia el bien público”, señaló el Gobierno. Aunque subrayó que los poderes de exclusión “son muy serios y no se usan a la ligera”.

“El Gobierno reconoce la fuerza del sentimiento contra las declaraciones [de Trump] y continuará oponiéndose a comentarios que tienen la posibilidad de dividir a nuestras comunidades, sin importar quién los haga”, sentenció. El primer ministro británico, David Cameron, calificó hace unas semanas los comentarios de Trump de “estúpidos”.