Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El maestro francés admite que se inventó una agresión del ISIS

La Fiscalía asegura que ha reconocido que mintió sobre un ataque con un cúter y tijeras

Una imagen del centro Jean-Perrin de Aubervilliers.
Una imagen del centro Jean-Perrin de Aubervilliers. AFP

El maestro de la escuela infantil Jean-Perrin de Aubervilliers, en la periferia norte de París, que esta mañana denunció haber sido agredido con arma blanca por un hombre en nombre del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) ha admitido a los investigadores que se lo había inventado, según ha informado a media tarde la fiscalía antiterrorista de París.

El hombre, que se autolesionó y quedó herido levemente en el cuello y en la frente, había sido ingresado durante la mañana en un hospital parisiense y fue interrogado a continuación. Los investigadores seguían el interrogatorio por la tarde para tratar de entender sus motivaciones. En pleno estado de excepción en Francia, decretado tras los atentados yihadistas del pasado 13 de noviembre en París en los que murieron 130 personas, el falso atacado había provocado durante el día la alerta en el país.

El hombre, de 45 años, había denunciado que pasadas las siete de la mañana, cuando se encontraba solo en la sala de su clase antes de la llegada de los niños, un hombre ataviado con una blusa blanca de pintor, unas botas militares y el rostro cubierto le había atacado con un cúter y unas tijeras. A continuación, se inventó que le había dicho : “Es por Daesh [acrónimo peyorativa en árabe del Estado Islámico], es un aviso, no es más que el principio”.

Dado el contexto de máxima alerta terrorista en el país, la noticia provocó de inmediato gran conmoción y a media mañana se desplazó hasta la escuela la ministra de Educación, Najat Vallaud-Belkacem” para denunciar un “acto de gran gravedad, inadmisible”. Luego anunció que el Gobierno seguirá reforzando las medidas de seguridad en un “contexto en el que la escuela se siente amenaza”. Philippe Galli, jefe de la policía del departamento de Seine-Saint-Denis, donde se encuentra Aubervilliers, por su parte pidió a “la policía proteger todas las escuelas para tranquilizar a profesores y padres de alumnos”. La escuela Jean-Perrin permanecía cerrada este lunes y debía volver a acoger a los niños el martes.

La falsa denuncia tuvo gran repercusión dado el contexto de amenaza terrorista y dado el lugar atacado, una escuela. En el último número de Dar-al-Islam, la revista de propaganda del ISIS en francés, la organización terrorista amenazaba directamente a la escuela, cuyos funcionarios tildaba de “enemigos de Alá” que “enseñan la laicidad” y se encuentran “en guerra abierta con la familia musulmana”. De hecho, es la sección antiterrorista de la brigada criminal de París la que estaba llevando la investigación y en un principio la búsqueda del falso agresor que según el maestro había huido.

El pasado 18 de noviembre, tres hombres atacaron con un cuchillo en la calle a un profesor de historia de una escuela judía de Marsella, en el sur de Francia. Los agresores iban en moto y profirieron insultos antisemitas en su contra. Uno de ellos llevaba una camiseta del ISIS y otro enseñó una fotografía de Mohamed Merah en su teléfono, el autor de la matanza contra una escuela judía en marzo de 2012. Apuñalaron a la víctima en el brazo y la pierna y salieron huyendo cuando vieron un coche acercarse

Más información