Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La tensión entre palestinos e israelíes se agrava en Hebrón

Mueren dos colonos al ser tiroteado su coche y dos manifestantes heridos por el ejército

Dos militares israelíes cerca del coche tiroteado en Hebrón este viernes.
Dos militares israelíes cerca del coche tiroteado en Hebrón este viernes. REUTERS

La ola de violencia que castiga a israelíes y palestinos desde principios de octubre se cobró cuatro nuevas vidas este viernes. Dos israelíes, padre e hijo, murieron tiroteados cuando circulaban en su coche por una carretera de Cisjordania, cerca de la ciudad palestina de Hebrón.

Según las primeras informaciones suministradas por el Ejército, siete israelíes de la misma familia viajaban en un vehículo cerca del asentamiento de Otniel, situado en territorio de Cisjordania ocupado por Israel, cuando recibieron varios disparos desde otro coche que estaba esperando a un lado de la carretera.

Otras dos personas que iban en el coche también resultaron heridas en la emboscada y los agresores consiguieron huir. Es el ataque antiisraelí más grave de las últimas semanas.

El Ejército patrulla la zona en busca de los autores del ataque. El pueblo palestino de Yata, al sur de Hebrón, ha sido cercado porque se cree que los agresores habrían podido refugiarse allí.

"Detendremos a los despreciables asesinos y comparecerán ante la justicia", garantizó el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu en un comunicado.

Dos palestinos muertos en Hebrón

Este viernes dos palestinos de 21 y 22 años también murieron por las heridas recibidas durante la represión de manifestaciones antiisraelíes en Hebrón. Uno de ellos había resultado herido la víspera y falleció este viernes, otro recibió un disparo en el corazón durante los enfrentamientos que siguieron a la plegaria musulmana de mediodía en el centro de la ciudad.

Hebrón resume perfectamente el conflicto israelo-palestino. El corazón histórico de la ciudad alberga la Tumba de los Patriarcas, donde según la tradición estaría enterrado Abraham, venerado por musulmanes, judíos y cristianos. Por esta razón, unos 800 colonos colonos se han instalado en el centro de la ciudad desde hace años y son protegidos por un importante número de soldados y policías. La tensión y los enfrentamientos son prácticamente cotidianos y los 200.000 palestinos que viven en Hebrón sufren diariamente controles y deben atravesar retenes militares israelíes para ir a trabajar, hacer compras o estudiar.

En las últimas semanas, las medidas de vigilancia israelíes se han acentuado porque Hebrón y su región han sido escenario de ataques y enfrentamientos en los que israelíes y palestinos han resultado muertos o heridos.

Desde principios de octubre, alrededor de 80 palestinos y 12 israelíes han muerto violentamente. Las víctimas israelíes han sido objeto de ataques con arma blanca, atropellamientos o disparos. Casi la mitad de las víctimas palestinas son agresores o presuntos agresores. Prácticamente el resto, la inmensa mayoría jóvenes, ha muerto tiroteado por soldados israelíes durante manifestaciones en Jerusalén, Cisjordania o la franja de Gaza.