Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bernardino León abandona el puesto de enviado de la ONU en Libia

El diplomático asegura que le han pirateado su correo para boicotear el proceso de paz

Bernardino León en el aeropuerto de Misrata, Libia
Bernardino León en el aeropuerto de Misrata, Libia

Bernardino León, representante especial de la ONU en Libia, será sustituido por el alemán Martin Koble, según anunció este miércoles el secretario de Naciones Unidas, Ban Ki-Moon. El mandato de León expiró al cabo de un año, el pasado agosto. Pero tanto las partes enfrentadas en Libia como Ban Ki-Mon le solicitaron que continuara en el cargo hasta concluir las negociaciones que deberían haber desembocado en un Gobierno de unidad refrendado por las dos partes en conflicto en Libia.

Bernardino León presentó el 9 de octubre en Marruecos su propuesta de Gobierno de unidad. Sin embargo, su propuesta no sido aprobada ni por el Congreso Nacional General, de Trípoli (no reconocido por la comunidad internacional) ni por el Parlamento de Tobruk, apoyado entre otros países por Egipto y Emiratos Árabes Unidos. Pero hasta el último día de su mandato León mantenía la esperanza de que se aprobara su propuesta.

“En el Parlamento de Tobruk “, indicó el martes a este diario antes de volar a la sede de Naciones Unidas en Nueva York, “hay ahora mismo unos 80 diputados sobre 110 que son favorables al Gobierno de unidad. Y en el de Trípoli hay 70 sobre 110. Pero el problema, tanto en Tobruk como en Trípoli, es que los sectores más radicales de ambas partes no permiten las votaciones en sus Parlamentos”.

En ese contexto de divisiones internas León aseguró a EL PAÍS que le habían hackeado su correo personal con el fin de acusarlo de parcialidad. “Yo tenía previsto terminar mi mandato en agosto y había planificado trabajar en una academia diplomática de Emiratos Árabes Unidos y también en Estados Unidos. A través de esos correos que me han pirateado y han manipulado, alguien está intentando decir que yo he sido parcial, con la excusa de que Emiratos Árabes Unidos respaldaba al Gobierno de Tobruk. Claro que desde Tobruk también se me acusa de favorecer a Trípoli”.

León sospechaba que los autores de la filtración a su correo es un sector de libios pertenecientes al Congreso de Trípoli, antiguos combatientes de Afganistán. “Estamos investigando ahora sobre la autoría, pero es una tarea muy difícil. Sabemos, eso sí, que están intentando filtrarla a varios medios”.

El Gobierno de unidad que propuso Bernardino León ha sido apoyado tanto por la Unión Europea, como por Estados Unidos, Rusia, China y un amplio espectro de países musulmanes, tanto aliados del Gobierno de Tobruk como del Congreso de Trípoli. Pero, de momento, todos los esfuerzos diplomáticos, han sido baldíos.