Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno de los 11 días

El martes días 10, socialistas, comunistas y bloquistas rechazarán el nuevo Ejecuitivo

El primer ministro portugués, Pedro Passos Coelho, este viernes en Lisboa.
El primer ministro portugués, Pedro Passos Coelho, este viernes en Lisboa. EFE

El Gobierno de Pedro Passos Coelho, que ha jurado este viernes ante el presidente de Portugal, Aníbal Cavaco Silva, presentará su programa ante la Asamblea de la República los próximos días 9 y 10 de noviembre.

Los 107 diputados de su coalición de centroderecha PSD-CDS serán insuficientes ante el voto negativo anunciado por el líder socialista António Costa (86 escaños), Catarina Martins (Bloco de Esquerda, 19 escaños), el comunista Jerónimo de Sousa (17 diputados formando coalición con los Verdes). Los tres partidos de izquierda suman 122 escaños, mayoría absoluta.

Si, como se prevé, en el debate de investidura el tripartito de izquierda derriba al Ejecutivo se abren las siguientes opciones:

Gobierno de gestión. El Gobierno derrotado ejerce hasta que haya uno nuevo, pero solo con labores administrativas o de carácter de urgencia. A falta de un presupuesto para 2016, se ejecuta el del año anterior pero dividiendo exactamente cada partida por meses.

El presidente designa otro Gobierno o no. Rechazado el Ejecutivo por la Asamblea, Cavaco Silva inicia ronda de consultas entre los líderes parlamentarios. El socialista Costa, si demuestra al presidente que tiene un acuerdo estable de Gobierno con las otras fuerzas de izquierdas, debería ser encargado de formar Ejecutivo; aunque el presidente tiene la potestad de dejar en funciones al Gobierno rechazado hasta que se puedan convocar elecciones.

Gobierno en funciones. Si el presidente opta por esta opción, sería un Ejecutivo muy endeble pues se impondría constantemente la fuerza de la mayoría de izquierdas de la Asamblea, derribando cada iniciativa que llevara a la cámara o llevando al Tribunal Constitucional cada una de sus decisiones.

Elecciones anticipadas. En el caso de un Gobierno en funciones, debería mantenerse hasta la convocatoria de elecciones anticipadas. Se da la circunstancia excepcional de que no se pueden convocar antes de tres meses de constitución de la Asamblea, es decir, hasta enero, pero tampoco antes de tres meses desde que es elegido el presidente del país (las elecciones son en enero), por lo cual las nuevas elecciones legislativas no podrían celebrarse antes de mayo.

Sí, hay Gobierno de izquierdas. Si, como parece muy probable, Cavaco Silva designa a Costa para formar un gobierno de izquierdas, este funcionaría año a año y ley a ley, según han anunciado tanto el PC como el Bloco. Sería un Gobierno socialista con apoyo parlamentario de estas fuerzas. Cada cual ha llegado a un acuerdo particular con el PS, que se rompe en el momento en que el Gobierno adopte una medida que empeore la vida de pensiones y trabajadores.

Más información