Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Paul Ryan

Los republicanos designan a Paul Ryan como portavoz de la Cámara

El joven congresista puede cerrar cinco años de división en Washington

Paul Ryan‬, ‪Partido Republicano‬.
Paul Ryan comparece este miércoles tras ser designado. AFP

El Partido Republicano ha nominado este miércoles a Paul Ryan, congresista por el Estado de Wisconsin, para ocupar el cargo de speaker o presidente de la Cámara de Representantes, el tercero de mayor rango, después del presidente y el vicepresidente, en el Gobierno de Estados Unidos. Si supera la votación definitiva convocada para mañana, Ryan sustituirá al hasta ahora speaker, John Boehner, y abrirá una nueva etapa en el Capitolio estadounidense tras cinco años de división entre demócratas y republicanos, y entre los propios republicanos.

Ryan, de 45 años, ha logrado el respaldo de 200 legisladores republicanos. Otros 43 votaron en contra, aunque algunos ya han declarado que en la votación del pleno de la Cámara, prevista para este jueves, darán su apoyo al nuevo portavoz. La designación del congresista coincide con la aprobación el mismo día de un nuevo presupuesto federal que cierra años de crisis entre demócratas, republicanos y la Casa Blanca.

El representante de Wisconsin, que fue candidato a la vicepresidencia en 2012 junto a Mitt Romney, carece de la experiencia negociadora de su predecesor, pero algunas de sus facetas pueden facilitar una conciliación bipartidista ausente en el Washington de los últimos años. Su credibilidad en el ámbito de la economía y las políticas fiscales le ha valido el respaldo tanto de los republicanos más moderados como los afines al sector populista del Tea Party.

Ryan fue elegido en 2010 como uno de los Young Guns, como se conocía entonces a los jóvenes congresistas del Partido Republicano dispuestos a desafiar a sus propios líderes. Su rostro juvenil siempre contrastó con el resto de políticos en las mesas de negociación, veteranos como el propio Boehner o la demócrata, Nancy Pelosi.

Este miércoles, los representantes del Freedom Caucus, que agrupa a los políticos de la derecha más conservadora, votaron simbólicamente contra Ryan, pero el nuevo portavoz es el único republicano capaz de conciliar a las dos grandes familias republicanas, el ala pragmática, identificada con el establishment, y los insurgentes del Tea Party

A pesar de que el congresista nunca perteneció al movimiento Tea Party, sí recibió su apoyo desde que puso su nombre al frente de la ofensiva que exigía a Boehner resistir a las exigencias de la Casa Blanca para elevar el límite del déficit

Ryan no fue el primer republicano en postularse para el puesto de portavoz. El sucesor de Boehner debía ser Kevin McCarthy, líder de la mayoría republicana, pero renunció al constatar el rechazo que provocaba entre el ala populista. Ryan llega al cargo con reticencias. Sabe que el desgaste del speaker —un líder pero también un mediador y el interlocutor principal en el Congreso del presidente—es enorme para cualquier político que, como él, nunca ha escondido sus aspiraciones presidenciales.