Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las llegadas de extranjeros a Europa suman 710.000 hasta septiembre

Grecia es la principal puerta de entrada con casi la mitad de los migrantes detectados

Un grupo de migrantes desembarca en la isla de Lesbos (Grecia) la semana pasada.
Un grupo de migrantes desembarca en la isla de Lesbos (Grecia) la semana pasada. EFE

La llegada de migrantes a la UE alcanza nuevos récords. En los nueve primeros meses del año, más de 710.000 personas entraron irregularmente en los países comunitarios, según datos de Frontex, la agencia europea que coordina el control de fronteras. La cifra duplica con creces los 282.000 arribados durante todo 2014, el récord hasta ahora de la serie de esta agencia. La descomposición de Siria y la falta de perspectivas de los refugiados en los países vecinos elevan exponencialmente las cifras.

Las islas griegas, especialmente Lesbos, constituyen la principal puerta de entrada a la UE. Un total de 350.000 personas (prácticamente la mitad de todas las llegadas a los países comunitarios) accedieron por esa vía. La mayoría de ellos declaran ser sirios y, por tanto, tienen derecho a reclamar asilo porque huyen de la guerra.

Hungría figura en el segundo puesto, con más de 204.000 personas localizadas en las fronteras. La cifra representa 13 veces la registrada en el mismo periodo de 2014, un salto vertiginoso que se explica principalmente porque la mayor parte de quienes entran por Grecia abandonan el país por la ruta de los Balcanes para volver a acceder a la UE por Hungría con la vista puesta en Alemania. Frontex estima que existen otros 97.000 migrantes aún no incluidos en las cifras oficiales que accedieron al club comunitario a través de Croacia en la segunda quincena de septiembre, cuando Hungría selló su frontera con Serbia y obligó de ese modo a los demandantes de asilo a buscar rutas alternativas.

A mucha distancia de Grecia se sitúa la que hace pocos meses representaba la principal vía de entrada a Europa: Italia. Este país, que dio la voz de alerta por el elevado número de entradas y los fallecimientos registrados por los frecuentes naufragios ocurridos en la ruta desde Libia, ha contabilizado 129.000 personas hasta septiembre. Los eritreos —una de las nacionalidades con mayor reconocimiento de estatus de refugiado por la brutalidad de su dictadura— constituyen el grueso de los arribados a Italia.

“Se necesita asistencia urgente, especialmente en Grecia e Italia, para ayudar a registrar e identificar a los recién llegados”, alerta en un comunicado el director de Frontex, Fabrice Leggeri, que insta a los gobernantes a ayudar más. “Hace unos días pedí a los Estados miembros que suministraran a Frontex guardacostas que pudieran ayudar a estos países a hacer frente a estos flujos sin precedentes. Espero recibir contribuciones adecuadas que muestren el verdadero espíritu de la solidaridad europea”, añadió en una crítica velada a los países, que comprometen medios y luego tardan en suministrarlos.

Pese a lo abultado de las cifras, los flujos se moderaron en septiembre respecto a meses anteriores, con 170.000 llegadas frente al récord de 190.000 registrado en agosto. En las costas griegas el número de personas detectadas permaneció estable el mes pasado (49.000), mientras en Italia el menor número de barcos disponibles y el empeoramiento de las condiciones meteorológicas propiciaron una caída a la mitad en el número de llegadas (12.000), explica Frontex.

La Comisión Europea presentará mañana miércoles un conjunto de medidas dentro de su agenda migratoria. Se trata principalmente del proyecto de firmar acuerdos de readmisión con terceros países para que Europa pueda retornar a sus lugares de origen (o a Estados con los que exista convenio) a todos aquellos migrantes sin derecho a pedir asilo. Bruselas pone sobre la mesa estas novedades un día antes de que los jefes de Estado y de Gobierno se reúnan en Bruselas para acelerar todas las medidas destinadas a frenar las llegadas de extranjeros a la UE.

Más información