La escocesa Sturgeon: “No hay atajos a la independencia”

La líder independentista alerta contra la impaciencia de quienes quieren dejar Reino Unido

Foto: reuters_live | Vídeo: Reuters-Live

La líder de los nacionalistas escoceses y ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, ha lanzado un mensaje de calma esta mañana a sus seguidores, al advertirles de que “no hay atajos” para la independencia. En un discurso pronunciado en el Edimburgo, coincidiendo con el primer aniversario del referéndum en el que los escoceses decidieron permanecer en Reino Unido por 55% frente a un 45% de los votos, la líder del SNP ha señalado que los partidarios de la independencia solo podrían ganar convenciendo “paciente y cuidadosamente” a aquellos que votaron no hace un año.

Más información
Escocia dice no a la independencia
La hora de recomponer un país partido
Los mayores prefieren la unión y los jóvenes, la independencia

A pesar de los últimos sondeos que apuntan a una victoria del sí en el caso de que se volviera a celebrar la consulta, y del espectacular auge que experimentó el independentista SNP en las pasadas elecciones generales, Sturgeon ha asegurado que una mayoría de escoceses sigue sin estar convencida de la conveniencia de romper con Reino Unido. “Si queremos la independencia, debemos convencer a la mayoría de los escoceses de que esta es lo mejor para el futuro de Escocia”, ha advertido. “Eso era cierto el año pasado, lo es ahora y lo será en el futuro. No existen atajos”.

La ministra principal ha lanzado otra advertencia, dirigida al primer ministro David Cameron y al resto de representantes de los partidos en Westminster. Estos, ha dicho, también deben convencer a los escoceses de que permanecer en Reino Unido ha merecido la pena. “Sería equivocado proponer otro referéndum sin un cambio fundamental de las circunstancias”, ha reconocido, “pero también sería un error por parte de cualquier político o partido descartar indefinidamente otra consulta”. Y ha advertido de que más recortes en el gasto público, la renovación del sistema Trident de submarinos nucleares -situado cerca a Glasgow y sobre el que se tiene que pronunciar el Parlamento el año próximo- o la salida de la Unión Europea en contra de la voluntad de la mayoría de los escoceses, son circunstancias que podrían detonar ese eventual segundo referéndum.

El primer ministro, David Cameron, ha tachado de “obsesión” la recurrente reclamación de independencia. Los nacionalistas, ha dicho, parecen ignorar la contundencia con que los escoceses optaron por permanecer en Reino Unido. “Hace un año, más escoceses votaron por mantener nuestro país unido que los que nunca han votado por ningún partido en cualquier elección de la historia de Escocia”, ha recordado.

Y ha reiterado su compromiso con la promesa, realizada por los líderes de los entonces tres principales partidos británicos en la recta final de la campaña del referéndum, de avanzar en la devolución de poderes a Escocia. Así, ha anunciado que dará rango de ley a la protección al Parlamento escocés de Holyrood, garantizando que solo podría ser abolido si lo decidieran los escoceses en referéndum.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Sturgeon ha celebrado la decisión de Cameron de proteger la cámara legislativa escocesa, pero considera que el gesto implica “una admisión de que el actual proyecto de ley de devolución de poderes a Escocia no está a la altura de las propuestas de la Comisión Smith”, en referencia al grupo formado por todos los partidos para dar cumplimiento al compromiso adquirido por los ganadores del referéndum.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Pablo Guimón

Es el redactor jefe de la sección de Sociedad. Ha sido corresponsal en Washington y en Londres, plazas en las que cubrió los últimos años de la presidencia de Trump, así como el referéndum y la sacudida del Brexit. Antes estuvo al frente de la sección de Madrid, de El País Semanal, y fue jefe de sección de Cultura y del suplemento Tentaciones.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS