Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francia suspende a una cónsul por vender canoas a refugiados

Françoise Olcay comerciaba en Bodrum con botes de plástico para sirios

Refugiados llegan a las costas de la isla griega de Lesbos
Refugiados llegan a las costas de la isla griega de Lesbos AFP

Francia ha suspendido a una cónsul honoraria en Turquía tras haber sido grabada con cámara oculta reconociendo que vendía canoas a refugiados para que intentasen cruzar a las islas griegas. Françoise Olcay vendía botes de plástico y chalecos salvavidas a refugiados sirios que intentaban llegar a la Unión Europea, según desvelaba este viernes un reportaje con cámara oculta de la cadena pública de televisión France 2. Olcay, que ejercía como cónsul honoraria de Francia desde octubre de 2014, comercializaba esos productos en su tienda de artículos marítimos en Bodrum, localidad de Turquía muy cercana a la isla helena de Kos.

El ministro de Exteriores, Laurent Fabius, "ha ordenado la suspensión de la cónsul honoraria de Bodrum a causa de la seriedad de las actividades que se le atribuyen", indicó el portavoz ministerial, Romain Nadal, en su cuenta de Twitter.

Los cónsules honorarios representan al país en ciudades secundarias y tienen la posibilidad de tener aparte un trabajo remunerado.

En el reportaje, la cónsul honoraria argumenta que las autoridades locales turcas también facilitan el tráfico de seres humanos. "No podemos impedirles partir. Y si nosotros no se lo vendemos, se lo venderá el de al lado", dice en la emisión de "France 2".

Cientos de refugiados, muchos de ellos huyendo de la guerra en Siria, e inmigrantes cruzan diariamente de Turquía a las islas orientales griegas, como Kos y Lesbos.

Este viernes, la Organización Internacional de las Migraciones informó de que más de 430.000 migrantes y refugiados han atravesado el Mediterráneo desde enero y cerca de 2.750 han perdido la vida en el intento.