Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un coche bomba en un mercado de Irak mata al menos a 120 personas

El Estado Islámico asume la autoría del atentado que coincide con el fin de Ramadán

Imágenes del atentado en Irak.

Al menos 120 personas han muerto —entre ellas, niños— y 130 han resultado heridas por la explosión este viernes de un coche bomba en un concurrido mercado iraquí donde se estaba celebrando el fin del mes de Ramadán, el mes sagrado de los musulmanes, según el último balance de víctimas confirmado por fuentes policiales y médicas recogido por la cadena BBC. El atentado se produjo en la zona de Jan Beni Said (provincia de Diyala), región de mayoría chií a 20 kilómetros al noreste de Bagdad.

"Había gente ardiendo en sus coches sin que haya asistido nadie a atenderlos", cuenta un testigo a la agencia France Presse. Otros testimonios relataban con desesperación cómo ocurre lo mismo todos los años al final del mes de ayuno y oración tradicional en el islam.

El autodenominado Estado Islámico (EI) —que controla grandes partes del país en el norte y el oeste y que ya había atentado en la zona— se ha atribuido en un comunicado el ataque de esta ciudad, a 50 kilómetros al sur de Baquba, capital provincial de Diyala, y de población mayoritariamente chií. Los yihadistas aseguraron que un suicida se detonó en un vehículo con tres toneladas de explosivos.

La fuerza de la detonación provocó graves daños en varios edificios colindantes, cuyos escombros cayeron sobre las personas que se encontraban en la calle. También causó incendios en locales comerciales. Tras la explosión, se produjeron disturbios: grupos de personas aplacaron su ira rompiendo las ventanas de los coches que estaban aparcados en la zona del mercado.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >