Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rusia gastó mil millones de dólares en el conflicto ucranio

El informe póstumo de Boris Nemtsov confirma la presencia de las fuerzas armadas rusas en el este de Ucrania

El opositor Ilya Yashin presenta el informe 'Putin. Guerra', este martes en Moscú.
El opositor Ilya Yashin presenta el informe 'Putin. Guerra', este martes en Moscú. AP

Rusia gastó más de mil millones de dólares (unos 890 millones de euros) en el conflicto del este de Ucrania y al menos 220 soldados rusos murieron en la región. Es esta la conclusión del informe presentado este martes en Moscú por un grupo de periodistas y opositores. El documento, que se titula Putin. Guerra., es el resultado del último proyecto puesto en marcha por el opositor ruso Boris Nemtsov, antes de ser asesinado a tiros en febrero en pleno centro de Moscú. Entre los coautores se encuentran el opositor y compañero de Nemtsov, Iliyá Yashin, el economista Sergéi Aleksashenko, el ex viceprimer ministro Alfred Koch, los periodistas Aider Muzhdabaev y Oleg Kashin. 

El texto de 64 páginas contiene decenas de testimonios de familiares de soldados rusos que han perecido en combate o han sido detenidos en el territorio de Ucrania, con los que habló directamente Nemtsov. La mayoría de los datos han sido publicados anteriormente en medios de comunicación rusos. Nemtsov empezó a recoger la información y los documentos a principios del año 2015 y no escondía sus planes de publicarlos. "Es el informe más completo que cuenta la verdad sobre la intervención de Rusia en la política de Ucrania”, estiman los autores del documento.

"Queremos contarle la verdad al pueblo ruso, a esa mayoría que apoya al presidente Putin. Este informe prueba que la dirección denuestro país es culpable de un crimen que ha arrojado víctimas ucranianas y rusas", explica Iliá Yashin. El informe se compone de 11 capítulos que cubren los acontecimientos en Ucrania desde el comienzo del Maidán, la anexión de Crimea y el conflicto militar en Donbás y llegan hasta el momento actual.

Según la ayudante de Nemtsov, coautora del informe, Olga Shorina, a principios de febrero un grupo de representantes de los familiares de soldados rusos muertos en Donbáss, en particular, de la ciudad de Ivanovo, se dirigieron a Nemtsov con la petición de ayudarles a obtener una compensación del Ministerio de Defensa ruso. Ese grupo presentó al opositor muchos testimonios y documentos que confirman el envío al territorio ucranio de soldados rusos y su participación en los combates, entre otros, en Ilovaisk y Debáltsevo. Según los datos recogidos por Nemtsov, en los combates de agosto del 2014 perecieron por lo menos 150 soldados y militares rusos, en Debáltsevo en enero y febrero del 2015 han muerto por lo menos 70 soldados rusos. Según las fuentes de Nemtsov, a principios del año antes de ser enviados a Ucrania los soldados rusos se daban de baja oficialmente de las fuerzas armadas rusas, a petición de sus jefes. "Así se planeaba ocultar la participación de nuesto ejército en los combates, al presentar a los militares como voluntarios. Los comandantes les prometían a los soldados que en caso de lesión o muerte sus familiares recibirían compensaciones. Pero en la práctica la compensación nunca llegó", dice el informe.

Según el informe, solo en 10 meses el Gobierno ruso ya ha pagado por la guerra en el este de Ucrania más de 53 mil millones de rublos (unos 890 millones de euros). Además, desde julio de 2014 Moscú ha gastado 80 mil millones de rublos (unos 1.400 millones de euros) en ayudas a los refugiados ucranianos. La anexión de Crimea y las sanciones occidentales se han “comido” más de 2 billones de rublos de los salarios de ciudadanos rusos.

Nemtsov tenía planes de publicar el informe con gran tirada y divulgarlo por las calles para que la gente pueda leerlo libremente y hacer sus propias conclusiones. “Contaremos cómo Putin empezó esta guerra. Sólo así es posible combatir la propaganda”, decía el opositor fallecido.

Hasta el momento se han imprimido 2.000 ejemplares del informe que serán divulgados durante las presentaciones previstas no sólo en Moscú, sino en San Petersburgo, Yaroslavl, Chelyabinsk y otras ciudades.