Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Clegg dimite tras la fuerte debacle electoral de los liberal-demócratas

El partido del viceprimer ministro pierde 49 escaños en los comicios

El liberal Nick Clegg anunciando su dimisión.

El Liberal Demócrata es un partido hundido. La formación de centro, que consiguió solo ocho escaños en las elecciones del jueves y perdió 49 circunscripciones, ha sufrido el voto de castigo de un electorado que no parece haberle perdonado su apoyo a las severas políticas de ajuste durante los cinco años de Ejecutivo de coalición que ha compartido con los conservadores. Su líder, Nick Clegg, que hace cinco años fue la estrella emergente en la política británica y que logró llevar a su partido al Gobierno por primera vez desde 1912, ha salido muy deteriorado de esa unión y abandonó su cargo este viernes. La del jueves, reconoció, ha sido la derrota “más demoledora” de los liberal-demócratas desde su fundación.

Clegg estuvo, además, a punto de perder su escaño en Westminster por la circunscripción de Sheffield, que conserva por una ventaja de 2.000 votos más que el candidato laborista. La hasta ahora ministra de Empleo, Jo Swinson, y el secretario de Estado del Tesoro, Danny Alexander, los han perdido. “El liberalismo ha perdido, pero es más valioso que nunca. Merece la pena luchar por él”, afirmó Clegg.

El liberaldemócrata, que había dicho que pondría cerebro a una posible alianza con los laboristas y corazón a una nueva coalición con los conservadores, aseguró que la historia juzgaría de una manera “más amigable” a su partido de lo que lo ha hecho el electorado. También defendió su papel en una coalición que le llevó a romper una de sus principales promesas: la de bajar las tasas universitarias, una propuesta que en 2010 le hizo ganarse al electorado más joven.

El partido es ahora la cuarta fuerza del Parlamento, pero a una enorme distancia de la tercera, los nacionalistas escoceses del SNP, que lograron 56 escaños. Un auge del nacionalismo contra el que ayer alertó Clegg, que también criticó el repunte del conservadurismo. “El miedo y el agravio han vencido”, dijo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información