Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los últimos sondeos coinciden en un ligero repunte de los laboristas

Reino Unido vota en las elecciones más ajustadas

La Bolsa de Londres abre la jornada con una caída al nivel más bajo en un mes

Miliband y su esposa, después de votar en Sutton.

Los británicos acuden este jueves a las urnas para elegir un Parlamento que, en las próximas semanas, deberá proporcionar un Gobierno estable a la sexta economía del mundo. Una labor que, si las encuestas no se equivocan y no hay giros de última hora, se antoja complicada. Los sondeos publicados a lo largo de la mañana reflejan un escenario incluso más ajustado. En el de Ipsos Mori, los conservadores obtendrían un 36% (una punto más que en su anterior sondeo) y los laboristas, 35% (cinco puntos más). El último sondeo de Lord Ashcroft, por su parte, ofrece un empate con un 33% de intención de voto cada uno. El último de ICM para The Guardian sitúa a los laboristas un punto por delante.

Mientras abrían sus puertas los enormes platós que las televisiones han instalado en las inmediaciones de Westminster, la Bolsa de Londres ha recibido la jornada electoral con una caída del índice FTSE hasta el nivel más bajo en un mes. ¿Se habrá adelantado el "viernes de desplome" que George Osborne, canciller del Exchequer, auguraba que se produciría si la City se desayunaba el día después de las elecciones con la noticia de una victoria de Miliband? Es probable que no. La caída, que se ha producido también en otros mercados, puede haber tenido su origen al otro lado del Atlántico, y ser más bien una reacción a las declaraciones de ayer de Janet Yelles, presidenta de la Reserva Federal, que advirtió de que los precios de las acciones estaban demasiado altos.

La perspectiva de cómo afecte a los mercados la incertidumbre política que podría abrirse el viernes en el país puede ser un factor que influya en el desarrollo de los acontecimientos. Tras las elecciones de 2010, los conservadores y los liberales-demócratas utilizaron la amenaza de una caída de los mercados para apelar a la responsabilidad y justificar la emergencia de su Gobierno de coalición.

A las 7 de la mañana (8 en la España peninsular) han abierto sin incidentes registrados los alrededor de 40.000 colegios electorales, a los que están llamados a votar más de 40 millones de británicos. El líder de UKIP, Nigel Farage, ha sido el primero de los candidatos en depositar su voto. Poco después lo han hecho el laborista Ed Miliband, la escocesa Nicola Sturgeon y el conservador David Cameron.

Tanto Miliband como Cameron han aprovechado sus cuentas de Twitter para mandar un último mensaje a sus votantes. "Ha llegado el día de votar en las elecciones más importantes de una generación. La forma en la que usted lo haga afectará, no solo a su futuro, sino al de su familia y al de nuestro país", ha señalado el primer ministro británico. Poco antes, Miliband escribía a través de Twitter: "Hoy es el día en el que pueden votar por un Gobierno laborista que luchará y defenderá a los trabajadores, pueden votar para dar prioridad al sistema sanitario (NHS) y a su familia". También su hermano David, a quien el candidato arrebató el liderazgo del partido en 2010, ha pedido por Twitter el voto por Ed Miliband: "Si eres británico y puedes acercarte a un colegio electoral, por favor vota, y vota al Partido Laborista", ha escrito.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >