Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España extiende a Níger la lucha contra la inmigración ilegal

Fernández Díaz cree que "los esclavistas del siglo XXI" se han trasladado al Mediterráneo Central, "porque Libia es un Estado fallido"

España ha propuesto a Marruecos, Francia y Portugal extender la lucha contra la inmigración ilegal a Níger, donde se establecería un equipo conjunto de investigación. Esta ha sido una de las conclusiones de la cumbre anual del G4 celebrada en Lisboa y que reúne a los ministros de Interior de Marruecos, Francia, Portugal y España. Con el drama de Lampedusa aún en la memoria, el ministro español Jorge Fernández Díaz ha alabado la colaboración de este grupo de trabajo, atribuyéndole en buena medida que "los esclavistas del siglo XXI" hayan trasladado sus redes desde el Mediterráneo Occidental, al Central, "al aprovecharse de un estado fallido como es Libia".

Una idea común de los reunidos es que el combate a las mafias de trata de personas debe realizarse en su origen. Avalado por la experiencia de Mauritania, ahora se trata de repetir el éxito en Níger. “Recordemos que en 2006, salían de Mauritania y Senegal más de 40.000 cayucos; hoy ese fenómeno ha desaparecido”, explicó el ministro español en conferencia de prensa.

La ministra portuguesa Anabela Rodrigues recordó que la cooperación entre los cuatro países es básica para responder a "amenazas comunes a nuestras valores". A partir de ahora, policías portugueses participarán en el Centro de Algeciras, como ya hacen los marroquíes.

El ministro marroquí Mohamed Hasad ha destacado como una de las causas de la reducción de la emigración ilegal en el Mediterráneo Occidental la regularización de los emigrantes que llegan a Marruecos. "Marruecos no es la policía de Europa. Tratamos de proteger la vida de las personas y que no arriesguen sus vidas en aventuras", añadió.

Los cuatro ministros destacaron el salto cualitativo de sus reuniones anuales, iniciadas en 2013, debido a que de la cooperación informativa se ha pasado a la colaboración en operaciones conjuntas y al unísono a ambos lados de las fronteras.

Respecto a la destrucción de los barcos que trasladan emigrantes, medida estudiada recientemente por la Comisión Europea, el ministro francés Bernard Cazeneuve recordó que hay que armonizar las leyes internacionales, porque muchos de estos barcos navegan con bandera de paraísos fiscales.

En el caso del terrorismo internacional, Cazeneuve no cree que haya que cambiar el tratado de Schengen para un mayor control de los aeropuertos interiores. "Se trata de compartir la información de que disponemos". También insistió en controlar los contenidos de Internet. Fernández Díaz señaló que desde 2004, España ha realizado 123 operaciones contra el terrorismo internacional con 566 personas detenidas.