Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El choque de un tren y un autobús deja al menos 20 muertos en México

El accidente deja 31 personas heridas en Anáhuac (Nuevo León), al norte del país

Forenses cargan los cuerpos de las víctimas del accidente.
Forenses cargan los cuerpos de las víctimas del accidente. AFP

El choque de un tren con un autobús ha dejado al menos 20 muertos y 31 heridos en Anáhuac, Nuevo León (norte de México), cerca de la frontera con Estados Unidos. El alcalde del municipio, Desiderio Urtega, señaló que 16 personas, entre ellos dos niños de tres y cinco años perdieron la vida en el lugar del acidente. Otros dos niños fallecieron en el hospital en donde eran atendidos. Dos cuerpos más fueron hallados tras las labores de rescate.

Elementos del Ejército mexicano y de Fuerza Civil, la policía estatal de Nuevo Léon, acudieron al lugar para brindar auxilio. Los heridos fueron trasladados a dos hospitales de Nuevo Laredo, una ciudad fronteriza del Estado de Tamaulipas, por ser la más próxima al sitio del accidente. En uno de ellos se encuentra el conductor del vehículo, que ha sido detenido y se encuentra bajo custodia de las autoridades. Se cree que el accidente sucedió cuando el chófer trató de ganar el paso al tren. 

El choque ocurrió poco después de las seis de la tarde en la carretera Anáhuac-Nuevo Laredo. El transporte cubría la ruta Nuevo Laredo-Nueva Rosita (Coahuila). Jorge Camacho, el jefe de los servicios de emergencia del Estado de Nuevo León, señaló que las condiciones climáticas eran buenas y descartó que el clima fuera un factor en el suceso.

El diario Reforma ha afirmado que unas 51 personas viajaban en el autobús de la compañía Transportes Frontera a pesar de que el vehículo no tenía más de 43 plazas, por lo que algunos pasajeros habrían hecho el viaje de pie. Hasta el momento no se han apersonado directivos de la línea de transportes para cubrir los gastos médicos de los heridos. 

La empresa de transporte ferroviario Kansas City Southern de México (KCSM) ha señalado en un comunicado que "lamenta profundamente este incidente y expresa sus condolencias y solidaridad a las personas afectadas y sus familiares".

No es la primera vez que Nuevo León, un Estado industrial, es el escenario de un accidente de este tipo. En 2009 otro tren impactó a un autobús dejando un saldo de 18 muertos.