Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bélgica da detalles sobre los dos supuestos yihadistas muertos

La fiscalía desvela parcialmente la identidad de los abatidos por la policía

Un soldado vigila la zona del Palacio de Justicia en Bruselas.
Un soldado vigila la zona del Palacio de Justicia en Bruselas. AFP

Bélgica ya conoce la identidad de algunos de los yihadistas que planeaban presuntamente atentar contra la policía del país de manera inminente. Aunque la investigación siga abierta y la Fiscalía no quiera dar ninguno de sus apellidos —argumentan que puede entorpecer la investigación—, ha trascendido que tanto los dos fallecidos durante la redada policial de la semana pasada contra una célula terrorista como los cuatro detenidos posteriormente son jóvenes y de origen belga.

Dos hombres fueron abatidos durante la operación policial que desmanteló, el pasado 15 de enero, una célula yihadista que preparaba un atentado contra la policía y las autoridades judiciales. Sofiane A., de 26 años y Khalid B., de 23, ambos de nacionalidad belga, perdieron la vida en un enfrentamiento con las fuerzas del orden, a las que trataron de disparar con armas electrónicas cuando los agentes irrumpieron en el edificio, según el relato policial. Además, varios medios nacionales aseguran que ambos se ajustaban al perfil de los yihadistas europeos más temidos: los que han viajado a Siria y combatido con los grupos radicales. Consultada por este diario, la fiscalía rehúsa confirmar o desmentir la información.

En esta operación, llevada a cabo en la localidad de Verviers, al este del país, hubo un superviviente: Marouan El Bali (nombre completo publicado por el diario belga La Libre Belgique). Este último, supuesto exagente de seguridad también de nacionalidad belga, está acusado de “rebelión armada”.

Además de El Bali, tres hombres más se encuentran desde la semana pasada bajo custodia judicial. Se trata de Mohamed Arshad, belga de 26 años que trabajó como conductor en la empresa de transporte público del país. Las autoridades no han podido recabar información de este detenido, que se ha negado a declarar ante la juez de instrucción. Según su abogado, Thomas Descamps, el acusado niega su implicación con cualquier organización terrorista.

También Billel H., de 26 años y de nacionalidad belga, dice haberse visto encerrado en un asunto “a su pesar”. Aun así, su abogado, Tanguy Schneider, ha asegurado que el acusado conoce a alguno de los implicados en la trama. Un tercer sospechoso, belga de 21 años, fue detenido este martes por estar implicado en esta célula yihadista instalada en Bélgica. Se llama Abdelmounaim Haddad y en abril de 2014 intentó llegar a Siria a través de Turquía. A diferencia de sus compañeros, al joven belga no le habrían dejado entrar en el país. Se le acusa de tener contacto con los protagonistas del ataque fallido en Bélgica.

La fiscalía alerta de que esta investigación “sigue estando en una fase prematura”, según su portavoz, que insta a no sacar conclusiones precipitadas.

La célula desarticulada la semana pasada por la policía tenía dos puntos de control: el barrio bruselense de Molenbeek (con enorme presencia musulmana, de donde proceden la mayoría de los implicados, algunos de ellos detenidos ahí mismo) y la localidad de Verviers (donde se encontraba su base). También se espera la llegada de tres detenidos en el extranjero (dos en Francia y uno en Grecia), que serán entregados a las autoridades belgas en los próximos días.

Además, hay dos sospechosos en paradero desconocido. Zaioud Koullis, joven neerlandés de 18 años, cuyo pasaporte fue hallado en el apartamento asaltado por la policía la semana pasada en Verviers, y Abdelhamid Abaaoud, considerado el cabecilla de esta célula. El diario belga Le Soir ha publicado este jueves algunas citas de las escuchas que supuestamente condujeron a la policía a realizar la intervención en la vivienda de Verviers. En una de ellas, Abaaoud les estaría dando instrucciones a los jóvenes que se alojaban allí: “Cambiad de vehículo y sobre todo mirad debajo de él”, les dijo en una de sus conversaciones, en referencia a la posibilidad de que se hubiesen instalado micrófonos.