Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alberto Nisman, de héroe de la justicia a villano del Gobierno

El abogado fue designado por Néstor Kirchner para investigar en exclusiva el caso AMIA

Alberto nisman durante un mitin.
Alberto nisman durante un mitin. REUTERS

Alberto Nisman, de 51 años, divorciado y con dos hijas, fue designado por el presidente Néstor Kirchner (2003-2007) para investigar de forma exclusiva el atentado contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA). Y esa fue su función desde 2004. Era el fiscal especial de la causa. Y gozaba de excelente relación con el Gobierno. Hasta que la presidenta Cristina Fernández firmó en enero de 2013 un acuerdo con Irán para aclarar el atentado de 1994. El acuerdo se hizo sin el conocimiento de Nisman. Y una vez hecho público, el fiscal siempre manifestó su oposición.

La diputada opositora Patricia Bullrich declaró al canal TN que el sábado habló con Nisman por teléfono tres veces. Y en esas charlas, según Bullrich, el ahora fallecido le dijo que había recibido varias amenazas. También le dijo que era consciente de que se exponía a muchas críticas ante la gravedad de sus acusaciones. Pero él aseguraba sentirse tranquilo y así decía habérselo explicado a su hija de 15 años.

Su carrera comenzó como fiscal en Morón, unos 22 kilómetros al oeste de la ciudad de Buenos Aires, y dio un saltó cuando, en 1997, dos fiscales asignados al caso AMIA le sumaron a la causa, debido a su larga experiencia.

Más información