Corea del Norte libera a dos ciudadanos estadounidenses

Bae y Miller se enfrentaban a condenas de 15 y 6 años respectivamente

El estadounidense Matthew Todd Miller, durante su juicio en Pyongpyang.
El estadounidense Matthew Todd Miller, durante su juicio en Pyongpyang.KYODO / REUTERS

Las autoridades de Corea del Norte han liberado a dos ciudadanos estadounidenses que estaban detenidos en ese país desde hace dos años y siete meses respectivamente, según informó este sábado el Gobierno de Estados Unidos. La excarcelación llega a las tres semanas de que otro estadounidense fuera liberado por parte del régimen autoritario de Kim Jong-un, en lo que puede interpretarse como un gesto conciliador de Pyongyang hacia Washington.

Kenneth Bae, un misionero de 46 años, llevaba dos años preso en el hermético y empobrecido país asiático acusado de trabajar para una organización evangélica y de predicar contra el régimen. Pyongyang lo acusó en 2012 de planear un “golpe de estado religioso” y lo sentenció a 15 años de trabajos forzados en una granja.

El segundo liberado, Matthew Todd Miller, de 25 años, entró a Corea del Norte hace siete meses. Según medios estatales, rompió su visado estadounidense y solicitó asilo en el país asiático. El régimen acusó a Miller de espionaje y lo sentenció a seis años de trabajo forzoso. El joven viajó al país sin un guía extranjero, según Uri Tours, la compañía que organizó su viaje.

El aspecto más novedoso de la liberación es que el intermediario estadounidense en las negociaciones fue el director de Inteligencia Nacional, James Clapper

El aspecto más novedoso de la liberación de ambos individuos es que el intermediario estadounidense en las negociaciones fue el director de Inteligencia Nacional, James Clapper, cuya función habitual es coordinar las operaciones de las 16 agencias de inteligencia de EE UU. Según un comunicado de este sábado de su oficina, Bae y Miller “viajan hacia casa acompañados por Clapper”.

“Estamos agradecidos a Clapper, que abordó por parte de EE UU las discusiones con las autoridades de Corea del Norte”, señaló el Departamento de Estado en un comunicado, que no especifica si Clapper se reunió con altos cargos norcoreanos. La diplomacia estadounidense también agradeció el papel de Suecia, que hace de intermediaria dado que EE UU carece de relación diplomática con Corea del Norte.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

EE UU pedía frecuentemente la liberación de los tres individuos, especialmente después de que se revelara que Ban padece problemas de salud. A finales de octubre, fue excarcelado Jeffrey Fowle, de 56 años, detenido en mayo por dejar una biblia en un club de navegación en Corea del Norte, donde estaba viajando como turista.

En septiembre, el Gobierno norcoreano permitió a Bae, Miller y Fowle conceder una entrevista a la cadena de televisión CNN y a la agencia de noticias Associated Press. Los tres dijeron que estaban siendo tratados con humanidad y apelaron a EE UU a presionar a favor de su liberación. La entrevista fue interpretada desde Washington como un gesto de Pyongyang a favor de abrir un diálogo con la primera potencia mundial y fiel aliada de su vecina y enemiga Corea del Sur. Según algunos analistas, el régimen de Kim Jong-un está tratando de revertir las acusaciones de la ONU sobre violaciones extendidas de los derechos humanos en el hermético país.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50