Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos adolescentes ahorcadas tras una violación en grupo en India

La policía detiene a tres sospechosos por el ataque y muerte de las jóvenes

El suceso ha ocurrido en el estado de Uttar Pradesh

La policía india ha detenido a tres personas por la presunta violación en grupo de dos adolescentes que han sido encontradas colgadas de un árbol en el estado de Uttar Pradesh, en el norte del país. Entre los arrestados se encuentra un oficial de policía.

Las dos víctimas, de 14 y 15 años de edad, eran primas y miembros de la casta intocable. Ambas fueron secuestradas el martes por la tarde en su aldea, Budaun, cuando se dirigían al baño. A la mañana siguiente, los propios residentes localizaron los dos cuerpos colgados en un huerto cercano.

Las autopsias han confirmado que las dos víctimas sufrieron abusos sexuales antes de morir ahorcadas. Los equipos médicos también han extraído muestras de ADN para tratar de determinar la identidad de los agresores.

El superintendente de la policía de Budaun, Man Singh Chouhan, ha informado de que el caso se ha abierto por la presunta comisión de varios delitos, "incluido el de violación", y "uno de los acusados ha sido puesto bajo custodia". En total, "cinco personas" habrían estado implicadas.

Las familias de las dos menores también han denunciado la presunta participación de cinco personas y han acusado a las fuerzas de seguridad de proteger a los atacantes al no tomar ninguna medida cuando se denunció la desaparición de las adolescentes. Chouhan ha confirmado la suspensión de dos responsables de la policía por conspiración.

Un reciente informe del Centro Asiático para los Derechos Humanos cifró en 48.338 el número de casos de abusos contra mujeres registrados entre 2001 y 2011 en India, con un incremento anual del 336% de media.

El conflicto trasciende lo social y alcanza lo político, toda vez que el sistema judicial no siempre escucha la versión de las mujeres y la policía llega incluso a sugerir un matrimonio entre víctima y agresor. Sólo las manifestaciones masivas generadas tras la violación de una mujer en Nueva Delhi en diciembre de 2012 llevaron al Gobierno a endurecer los castigos.