Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Naufragio en Corea del Sur

Recuperados los primeros cuerpos del interior del ferri surcoreano hundido

La fiscalía confirma que la oficial que pilotaba el 'Sewol' no lo había hecho nunca antes

Traslado de una víctima del naufragio al puerto de Jindo.
Traslado de una víctima del naufragio al puerto de Jindo. AP

Cuatro días después del hundimiento de un ferri en Corea del Sur con 476 personas a bordo, la mayoría estudiantes de instituto, los buceadores han conseguido este domingo recuperar los primeros cuerpos del interior del barco. La cifra de muertos confirmada aumentó hasta los 52, mientras sigue la búsqueda de 250 desaparecidos, informó la Guardia Costera. Los familiares han protagonizado escenas de tensión en el puerto de Jindo, adonde fueron trasladados los cadáveres. Mientras, la fiscalía confirmó que la tercera oficial del barco, de 25 años, que pilotaba en el momento del accidente sin la presencia del capitán, nunca había tomado antes el timón. El sábado fue detenida junto al capitán y a otro oficial por abandonar el barco sin atender el rescate de los pasajeros.

Los buceadores encargados de las labores de rescate consiguieron alrededor de la medianoche entrar por primera vez dentro del ferri, hundido el pasado miércoles, y recuperar desde entonces una veintena de cuerpos. Los más de 650 buzos que participan en la operación llevaban tres días intentando penetrar en el Sewol, que descansa volcado sobre el fondo marino en aguas al suroeste del país, a 30 metros de profundidad.

Entre gestos de desesperación y protestas contra las autoridades, los parientes de las víctimas concentrados en Jindo observaron la llegada de los cuerpos. Los familiares, que han acusado al Gobierno surcoreano de no esforzarse lo suficiente, tomar decisiones erróneas y proporcionar información incorrecta, se enfrentaron por tercer día consecutivo a las autoridades. Este domingo protagonizaron una sentada en el puerto e intentaron organizar una marcha para acudir a la Casa Presidencial de Seúl que reprimió la policía, además de producirse intentos de agresión puntuales a delegados del Gobierno y la Guardia Costera.

Durante el hundimiento del barco, que se produjo en dos horas, fueron rescatadas con vida 174 personas. La tripulación pidió a los pasajeros que se quedaran sentados en el interior, por lo que quedaron atrapados cuando el Sewol volcó. El capitán del ferri, Lee Jun-seok, de 69 años, explicó el sábado tras ser detenido que retrasó la evacuación porque temía que los pasajeros fueran arrastrados por las fuertes corrientes, y pidió perdón. Está acusado de cinco delitos, incluidos los de negligencia y violación de las leyes marítimas. La fiscalía anunicó este domingo que pedirá que se prorrogue la detención de los tres oficiales durante 10 días mientras se investiga las causas del accidente.

En las primeras horas de este sábado los buzos avistaron por primera vez tres cuerpos a través de un cristal, pero no pudieron entrar para recuperarlos hasta la medianoche, mientras que las operaciones tuvieron que ser suspendidas durante varias horas por el fuerte oleaje y las corrientes marinas. En estos momentos se descarta prácticamente la posibilidad de hallar con vida a alguno de los desaparecidos. Los expertos calculan que, en caso de haber bolsas de aire en el interior del buque, podrían permitir la supervivencia hasta unas 72 horas.

Las autoridades continúan investigando las causas del naufragio. Sigue ganando peso la teoría de que un giro brusco provocó el vuelco del transbordador al desplazar a un lado 180 vehículos y 1.157 toneladas de carga, frente a la hipótesis de la colisión con una roca o un arrecife submarino.

El hundimiento del Sewol, que mantiene a todo el país en vilo desde el miércoles, es una de las mayores tragedias humanas de la historia de Corea del Sur en tiempos de paz.

Recuperados los primeros cuerpos del interior del ferri surcoreano hundido

Más información