Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Ilya Ponomarev | Diputado independiente en la Duma Rusa

“La anexión de Crimea es un reflejo del sentimiento imperialista de Putin”

Ilya Ponomarev fue el único diputado que votó en contra de la anexión de Crimea en la Duma

Foto cedida por el parlamentario ruso independiente, Ilya Ponomarev. Ampliar foto
Foto cedida por el parlamentario ruso independiente, Ilya Ponomarev.

La anexión de la península de Crimea a Rusia tuvo un apoyo de 443 votos en la Duma rusa (Cámara baja), dos abstenciones y tan solo uno en contra, el del diputado independiente Ilya Ponomarev. "La razón principal de mi decisión es evitar una guerra entre dos naciones que son hermanas", explica por teléfono este representante de 38 años. El único motivo de la incorporación de la península, afirma, es que el presidente, Vladímir Putin, tiene un "enorme sentimiento imperialista". Inmediatamente después de la votación, Ponomarev ha sufrido represalias y se enfrenta ahora a un posible proceso para cesarle de sus funciones como miembro en la Duma. "Es ilegal. Estoy muy tranquilo", confiesa.

Al mismo tiempo que Ponomarev rechaza la anexión rusa de la región de Crimea —respaldada en el referéndum del pasado 16 de marzo por el 96,77% de los votantes de la región— defiende el derecho de "autodeterminación" de cada nación. "Nunca he estado en contra de la independencia de Crimea. Pero su anexión a otro país ha desembocado en un sentimiento de odio de los ucranios hacia Rusia. También se han puesto dificultades para viajar y hay familias [como la de él] que han quedado partidas en dos países que ahora se odian", comenta. Pero para este político ruso es muy poco probable que la tensión disminuya. "El nuevo Gobierno de Kiev peleará por Crimea", sentencia. "Es cierto que perderá", añade, puesto que las fuerzas militares de ambos países no son comparables pero "al menos lo intentará y comenzará la lucha".

Ponomarev piensa que las sanciones interpuestas por Estados Unidos contra 12 ciudadanos rusos por la anexión de Crimea a Rusia son insuficientes. Sostiene, sin embargo, que efectivamente atacar determinados sectores de la economía rusa sería un gran error. "Los únicos que sufriríamos el aislamiento seríamos los ciudadanos", comenta. "Deberían aumentar la lista de personas sancionadas y centrarse en los empresarios, los que tienen el dinero, el poder. Y cuanto más cercanos al presidente Putin, mejor", sostiene el diputado.

Con Ucrania prácticamente rodeada de fuerzas militares —los rusos en la frontera, en Bielorrusia y en Crimea y la OTAN, con tímidos movimientos militares en Polonia, los países bálticos, República Checa, Hungría, Eslovaquia, Rumanía y Bulgaria—, Ponomarev muestra su preocupación por el riesgo que corren la estabilidad y la seguridad europeas. "Es muy probable que, si la situación continúa de esta manera, Ucrania se una a la OTAN, lo que sería un grave peligro para Rusia", asegura. "La mayoría de los ucranios era neutral respecto a la incorporación a la Alianza antes del conflicto", defiende este diputado no vinculado a ningún partido para luego añadir que eso "ha cambiado" y que "ahora, tras la anexión de Crimea, los ucranios quieren entrar en la OTAN". "Lo mismo va a suceder con Bielorrusia", afirma.

Pero Crimea no es la única región del este de Europa que busca acercarse a Rusia. Transnistria, un pequeño territorio de mayoría rusófona al noreste de Moldavia, pide reiteradamente la unión a Rusia. Ponomarev admite que ambas, Crimea y Transnistria, son similares y vaticina, además, lo que ocurrirá: "Transnistria se unirá a Rusia y el resto de Moldavia se anexionará a Rumanía", afirma. "Cuando llegue el momento de votar, en caso de que sea una anexión, votaré que no". Y vuelve a repetir: "Una anexión, sin pasar previamente por la independencia, solo provoca enemistad con Rusia".

Ponomarev entró al Parlamento militando en las filas del partido socialdemócrata —grupo opositor al presidente Vladímir Putin— pero abandonó aquel grupo y ahora es independiente. Ahora se enfrenta a una posible votación para relegarle de sus funciones como diputado. "Me quieren echar del Parlamento y eso es completamente ilegal", sentencia.

Más información