Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Maduro designa embajador de Venezuela en Estados Unidos

El nombramiento de Maximilien Sánchez Arveláiz busca contrarrestar la pésima imagen dejada por el régimen venezolano con el manejo de la crisis política local

Nicolás Maduro saluda a sus simpatizantes el pasado 24 de febrero
Nicolás Maduro saluda a sus simpatizantes el pasado 24 de febrero AFP

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha sorprendido este lunes al anunciar durante una sesión del Consejo Federal de Gobierno que tenía listo ya el nombre del nuevo embajador de este país en Estados Unidos. La decisión de pasar la página nuevamente en las tensas relaciones bilaterales llega justo cuando arrecian las protestas en contra de su gobierno que ya no se limitan a los sectores de la clase media.

El canciller Elías Jaua anunció a Maximilien Sánchez Arveláiz como el nuevo representante de Venezuela ante la Casa Blanca. Ex embajador de Venezuela ante Brasil, Arvelaiz se desempeñaba como comisionado presidencial de Asuntos Internacionales en Caracas. Fue un activo entusiasta de la causa bolivariana desde el comienzo y el enlace de Hugo Chávez con la izquierda francesa después del golpe de estado de abril de 2002. Es uno de los cuadros mejores formados de la autodenominada revolución bolivariana en política internacional.

Estos esfuerzos de acercar posturas llegan apenas una semana después del último cruce entre ambos países. Caracas echó entonces a tres diplomáticos estadounidenses porque en su criterio habían propiciado las protestas que mantienen al país a media marcha. En respuesta, Washington tomó una medida similar este martes y expulsó a tres integrantes de la plantilla venezolana.

Maduro parece especialmente interesado en contrarrestar la pésima imagen que ha dado su gobierno en el exterior. La semana pasada se quejó con un dejo de amargura por el masivo pronunciamiento de personalidades mundiales de la actuación, la música y el deporte -Rihanna, Rubén Blades, Cher, Alejandro Sanz, Steven Tyler, el vocalista principal de Aerosmith, Luka Modric, entre otros- sobre las refriegas en las calles y las muertes ocurridas desde hace dos semanas. Así lo confesó anoche delante de los gobernadores de las provincias: “El objetivo de este acercamiento es que la sociedad estadounidense sepa la verdad de Venezuela. Están creyendo que de verdad nos estamos matando”.

No perdió ocasión, sin embargo, para volver a fustigar al secretario de Estado John Kerry, quien en un comunicado le urgió a buscar el diálogo con el pueblo venezolano y a dejar de hacer falsas acusaciones contra Estados Unidos. “Tenemos al imperio loco, porque cada vez es más contradictorio”, afirmó el gobernante venezolano. “Yo no acepto a ningún imperio que me dé órdenes, dictámenes y que se meta en los asuntos internos. Yo quiero diálogo con los Estados Unidos porque quiero paz”, agregó.

Parece también una iniciativa para comunicar que Venezuela está muy lejos del caos. La protesta ha tomado otro cariz después del 12 de febrero cuando una protesta de la oposición fue repelida a tiros en el centro de Caracas por la policía política y las bandas armadas chavistas. El movimiento ha dejado de ser el coto exclusivo del movimiento estudiantil opositor universitario para mutar en una gigantesca protesta de todo el antichavismo al que se ha sumado, después de algunos titubeos, el ex candidato presidencial y líder de la oposición Henrique Capriles Radonski.

En junio, dos meses después de tomar posesión del cargo que dejó vacante su padre político Hugo Chávez, Maduro designó a Calixto Ortega como su representante ante la Casa Blanca. La decisión siguió a un apretón de manos que intercambiaron Kerry y Jaua en la última Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) celebrada en Antígua y a la necesidad, expresada por ambos países, de llevar adelante “una relación productiva”. El idilio duró pocas semanas. En octubre Caracas decidió romper con ese acercamiento cuando expulsó a la encargada de negocios Kelly Keiderlang por “reunirse con la extrema derecha venezolana”.

Más información