Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hiroo Onoda, en imágenes

Hiroo Onoda se escondió en la selva de Filipinas hasta 1974. Varias expediciones japonesas fueron en su busca. Solo un antiguo superior logró convencerle para rendirse

  • Hiroo Onoda, izquierda, con su uniforme del Ejército Imperial, el 10 de marzo de 1974, tras su rendición, en la isla filipina de Lubang.
    1Hiroo Onoda, izquierda, con su uniforme del Ejército Imperial, el 10 de marzo de 1974, tras su rendición, en la isla filipina de Lubang. AFP
  • El exteniente japonés Hiroo Onoda, que vivió escondido en las selva de Filipinas durante tres décadas sin saber que la II Guerra Mundial había terminado, falleció este jueves en Tokio a los 91 años, informó la cadena pública NHK. Hiroo Onoda, el 10 de marzo de 1974, tras su rendición, en la isla filipina de Lubang.
    2El exteniente japonés Hiroo Onoda, que vivió escondido en las selva de Filipinas durante tres décadas sin saber que la II Guerra Mundial había terminado, falleció este jueves en Tokio a los 91 años, informó la cadena pública NHK. Hiroo Onoda, el 10 de marzo de 1974, tras su rendición, en la isla filipina de Lubang. AP
  • Onoda, que llevaba hospitalizado desde principios de mes, sorprendió a Japón con su inesperada aparición en 1974, cuando finalmente decidió abandonar su misión en la jungla y volver a su país. Hiroo Onoda, realiza un saludo militar en la isla de Lubang, en marzo de 1974.
    3Onoda, que llevaba hospitalizado desde principios de mes, sorprendió a Japón con su inesperada aparición en 1974, cuando finalmente decidió abandonar su misión en la jungla y volver a su país. Hiroo Onoda, realiza un saludo militar en la isla de Lubang, en marzo de 1974. AP
  • Onada llegó a los 22 años a esa isla de Filipinas con la misión de introducirse en las líneas enemigas, llevar a cabo operaciones de vigilancia y sobrevivir de manera independiente hasta que recibiera nuevas órdenes, lo que hizo exactamente durante tres décadas. En la imagen Onada da la mano al presidente de Filipinas Ferdinand Marcos el 11 de marzo de 1974.
    4Onada llegó a los 22 años a esa isla de Filipinas con la misión de introducirse en las líneas enemigas, llevar a cabo operaciones de vigilancia y sobrevivir de manera independiente hasta que recibiera nuevas órdenes, lo que hizo exactamente durante tres décadas. En la imagen Onada da la mano al presidente de Filipinas Ferdinand Marcos el 11 de marzo de 1974. Getty Imag
  • El exteniente japonés Hiroo Onoda regresa a casa, en el aeropuerto internacional de Tokio, después de vivir durante unos 30 años en las selvas de Filipinas, marzo de 1974.
    5El exteniente japonés Hiroo Onoda regresa a casa, en el aeropuerto internacional de Tokio, después de vivir durante unos 30 años en las selvas de Filipinas, marzo de 1974. AFP