Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La violencia devuelve a Michoacán a la agenda del Gobierno mexicano

Los asesinatos se suceden en esta zona, definida por un obispo como un "Estado fallido"

Policías mexicanos registran a civiles este sábado en Michoacán.
Policías mexicanos registran a civiles este sábado en Michoacán.

Hace unos días, el obispo de Apatzingán, el municipio de Tierra Caliente que el pasado sábado sirvió de escenario para el ataque que protagonizaron supuestos miembros del cártel de los Caballeros Templarios, envió una carta a las autoridades en la que solicitaba hacer de Michoacán un “Estado de Derecho”. La misiva denunciaba la corrupción de las autoridades y se adelantaba a los hechos ocurridos el fin de semana

En declaraciones a los medios este lunes, el subsecretario del Gobierno federal Eduardo Sánchez se refirió a los ataques a gasolineras durante la madrugada del domingo como “actos vandálicos”. Así mismo, informó del restablecimiento del servicio eléctrico en las zonas afectadas y anunció la captura de tres supuestos criminales y la muerte de otros dos durante un enfrentamiento con elementos del Ejército con sede en Morelia.

Nada comentó sobre los cinco cadáveres hallados el domingo cerca de la población de Naranjos de Chila y en su comparecencia, no se permitió preguntas de los medios. Por su parte, José Manuel Mireles, uno de los líderes del Movimiento de Autodefensas en Michoacán, destacó por teléfono: “Nosotros matamos a 12 y sufrimos una baja más de nuestra parte”. En declaraciones a la cadena de radio MVS Noticias aseguró este martes que en total, ya “ha habido 23 bajas desde el sábado, los dos últimos en la tarde de ayer”. Horas más tarde se informó del hallazgo de cinco personas que fueron ejecutadas a balazos, abandonadas a bordo de una camioneta sobre la carretera La Piedad, municipio cercano a los límites de la entidad con Jalisco y Guanajuato.

"Los grupos criminales se disputan Michoacán como si fuera un botín", ha declarado el obispo

En su carta, el obispo Miguel Patiño Velázquez destaca que la violencia del crimen organizado se ha recrudecido en Michoacán en los últimos meses: “Han aumentado los levantones, los secuestros, los asesinatos, el cobro de cuotas se ha generalizado y familias enteras han tenido que emigrar por el miedo y la inseguridad que se está viviendo”. En el mismo texto, Patiño resalta: “Los gobiernos municipales y la policía están sometidos o coludidos con los criminales y cada vez más crece el rumor de que el Gobierno estatal también está al servicio del crimen organizado, lo que provoca desesperanza y desilusión en la sociedad”.

“El Estado de Michoacán”, prosigue el obispo, “tiene todas las características de un Estado fallido. Los grupos criminales: Familia Michoacana, Zetas, Nueva Generación y Caballeros Templaros se lo disputan como si fuera un botín. La Costa: para la entrada de droga y los insumos de producción de las drogas sintéticas; la Sierra Madre del Sur y la zona aguacatera: para el cultivo de mariguana y amapola, el establecimiento de laboratorios para la producción de drogas sintéticas y refugio de los grupos criminales. Las ciudades más importantes y todo el Estado: para el trasiego y comercio de la droga, “venta de seguridad” (cuotas), secuestros, robos y toda clase de extorsión”.

El sábado 27, alrededor de 3.000 miembros de las autodefensas de los municipios levantados de Michoacán emprendieron una marcha desde la localidad de San Juan de los Plátanos hasta la ciudad de Apatzingán, a ocho kilómetros de distancia. Desarmados por el Ejército y la Policía Federal, poco antes de llegar a la urbe, los comunitarios entraron en caravana y se dirigieron a la plaza central del pueblo, donde pasada media hora, francotiradores apostados en la torre de la catedral, la presidencia municipal y un billar lanzaron granadas y balazos que desalojaron de inmediato el zócalo. En total hubo tres heridos. Unas horas después, las guardias comunitarias regresaron a sus municipios escoltadas por los militares. Los ataques se han sucedido en la zona desde entonces.

Más información