Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las muertes por violencia de género tiñen de sangre Guatemala

Con un promedio de 43 asesinadas cada mes, 2013 es ya el año más violento contra la mujer

Cuatro mujeres fueron asesinadas la medianoche del sábado al este de Guatemala, cuando hombres armados ingresaron a la residencia tras derribar la puerta a golpes.
Cuatro mujeres fueron asesinadas la medianoche del sábado al este de Guatemala, cuando hombres armados ingresaron a la residencia tras derribar la puerta a golpes.

En tres hechos separados por horas, nueve mujeres fueron asesinadas a tiros el pasado día 12 en Guatemala, lo que convierte a 2013 en el año más sangriento en lo que a violencia de género se refiere: 426 muertas, lo que contrasta con el promedio de 35 casos mensuales de 2012.

El primer asesinato ocurrió en una aldea de San Pedro Pinula (Jalapa, a 199 kilómetros al sur-este de esta capital), donde tres hombres irrumpieron en la vivienda de sus víctimas al filo de la medianoche del sábado, y mataron a tiros a una madre y tres de sus hijas, de 59, 35, 27 y 20 años. Al parecer, se trató de un asalto al que las víctimas intentaron oponerse.

Otro crimen particularmente sangriento, ocurrió en Quezaltepeque (Chiquimula, 205 kilómetros al este, en la frontera con El Salvador), cuando tres mujeres, de 47, 25 y 11 años fueron atacadas con fusiles de asalto AK-47, cuando se dirigían a sus sembradíos. Un investigador de la Fiscalía dijo a la prensa que el hecho podría obedecer a una venganza. Una versión, que no pudo ser confirmada, apunta a que un hermano de las víctimas se dedica a hacer de sicario (asesinando por encargo), lo que explicaría la violencia empleada contra las víctimas.

Ya por la noche, dos mujeres que caminaban por Santa Elena Barillas (Villa Canales, 22 kilómetros al sur de la capital) fueron abatidas a tiros.

En declaraciones a la prensa ofrecidas la noche del domingo, el viceministro de Gobernación, Byron Juárez, consideró que los crímenes citados son “hechos aislados, que no pueden encuadrarse dentro de la violencia de género”.­­

Las estadísticas del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) desnudan una realidad dramática. Hasta la primera semana de octubre, 426 mujeres fueron asesinadas con arma de fuego en el país. Otras 127 han muerto por distintas causas: arma blanca y asfixia, las más recurrentes.

El mapa de asesinatos por región coloca al Departamento de Guatemala, con 179 muertes, como el más peligroso para las mujeres. Le siguen Escuintla (sur) con 29 y los departamentos de Izabal (noreste) con 20 y Chiquimula (este) con 15.