Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un inmigrante apuñalado en el barrio de Moscú donde se produjeron altercados

La muerte de un uzbeco se produce un día después de la detención del responsable del asesinato que desató los disturbios

Un inmigrante uzbeco ha muerto apuñalado este miércoles en el distrito moscovita de Biriuliovo, donde el asesinato de un ruso la semana pasada desató la peor oleada de violencia racial en la capital rusa desde 2010. La agencia rusa Interfax, citando fuentes policiales, informó de la muerte de un ciudadano de la república centroasiática, mayoritariamente musulmana.

"Hemos pedido que los inmigrantes se mantuvieran alerta ante la escoria nacionalista", ha afirmado Mujamad Amin Mazumder, presidente de la Federación de Emigrantes de Rusia, "y ahora se ha encontrado el cuerpo de un uzbeco".

Cientos de jóvenes ultranacionalistas recorrieron las calles de Biriulovo durante el fin de semana, con el fin de "vengar" el asesinato del ruso Yegor Zerbakov el pasado jueves, asaltando a inmigrantes y destrozando sus lugares de trabajo. La violencia desató una serie de redadas policiales contra la comunidad de inmigrantes de Asia Central y el Cáucaso que ha concluido con la detención del azerí Orhan Zeynalov, acusado por la policía de matar al ruso de 25 años. Zeynalov ha reconocido haber matado a Zerbakov, aunque ha afirmado que fue por "legítima defensa".

El boom petrolero de la década pasada y la violencia en el Cáucaso atrajó a Moscú a cientos de miles de inmigrantes de las regiones montañosas al sur de Rusia y de los países del Asia Central, lo que ha despertado las iras de grupos ultranacionalistas rusos y de muchos moscovitas. El Gobierno de Vladímir Putin ya ha anunciado su voluntad de endurecer las condiciones de entrada y permanencia de los inmigrantes en la Federación Rusa.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información