Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nueve turistas extranjeros mueren a tiros en la Cachemira pakistaní

Las víctimas han sido atacadas por hombres armados en su hotel, cerca de la base del Nanga Parbat, uno de los 14 'ochomiles'. También ha fallecido su guía local

Nueve turistas extranjeros y un guía turístico paquistaní han muerto este sábado por la noche después de que un grupo de hombres armados irrumpiera en el hotel en el que se encontraban alojados en la localidad de Gilgit, en la zona de Cachemira administrada por Pakistán, en el norte del país. Cinco de los fallecidos son de nacionalidad ucraniana, tres chinos y uno ruso, según han precisado funcionarios paquistaníes a la agencia Reuters.

"Personas desconocidas entraron en el hotel donde estaban hospedados los turistas extranjeros la pasada noche y abrieron fuego", ha declarado el subinspector general de la Policía de Gilgit, Alí Sher. El suceso habría ocurrido en torno a la una de la madrugada, hora local, del domingo.

El hotel está situado en el distrito de Diamer, cerca de la montaña Nanga Parbat, uno de los 14 ochomilesy popular destino de escaladores. El alojamiento está situado en el área de Fairy Meadow, un conocido enclave turístico local con bosques y prados a más de 3.000 metros de altitud. Los cadáveres han sido trasladados a un hospital cercano y efectivos de las fuerzas de seguridad se han desplegado en la zona.

El presidente de Pakistán, Asif Alí Zardari, y el primer ministro, Nawaz Sharif, han condenado este suceso, según ha informado la emisora estatal, Radio Pakistán. "Este tipo de actos crueles e inhumanos no serán tolerados", ha dicho Sharif, que asegura que "se emprenderán los esfuerzos necesarios para hacer de Pakistán un lugar seguro para turistas". El primer ministro de Gilgit Baltistán, Syed Mehdi Shah, ha convocado una reunión urgente de los cuerpos de seguridad del Estado para mantener el orden en la zona.

La región de Gilgit-Baltistán, que hace frontera con China y la Cachemira india, está considerada como una de las zonas más seguras del inestable Pakistán, pese a tener una vasta presencia militar, sobre todo en las áreas cercanas a India, si bien en los últimos años se ha producido una ola de ataques contra objetivos de la minoría chií. En la región confluyen tres importantes cadenas montañosas -Himalaya, Karakorum y Hindukush-, y es el destino de la mayor cantidad de los escasos turistas extranjeros que visitan el país asiático, principalmente montañeros. El icónico Nanga Parbat es tras el K2 el pico más alto de Pakistán y uno de sus cinco ochomiles.

La violencia es constante y de diverso signo en Pakistán, donde opera una miríada de grupos talibanes, yihadistas y buscan refugios miembros de la red Al Qaeda, y en el pasado se han registrado varios ataques contra ciudadanos extranjeros. Sin embargo, es la primera ocasión que turistas extranjeros son atacados en Gilgit-Baltistán.