Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Creí que eran juegos pirotécnicos”

Una corredora mexicana describe el momento de las explosiones al final del maratón de Boston

Imagen de la meta tras la explosión.
Imagen de la meta tras la explosión. Reuters

“Estaba a tres o cuatro calles, recogiendo ya mis cosas antes de ir al hotel y mucha gente aún no había cruzado la meta. Entonces escuché unas explosiones. Pensé que eran juegos pirotécnicos, pero pronto me di cuenta que no era así”. La atleta mexicana Magdalena Morales Fernández es una de las participantes en el maratón de Boston, donde esta tarde se han registrado dos explosiones que han causado al menos dos muertos y 22 heridos.

“La gente empezó a correr hacia el parque y en cuestión de minutos había policía y cinco helicópteros”. Morales describe por teléfono que las explosiones habían “venido de abajo” y que se produjeron a unos pasos de la línea de meta. Lo primero que hizo fue buscar a sus amigos. Pese a que las líneas telefónicas han colapsado varias veces a lo largo de la tarde, explica, “al menos ya me avisaron que están bien”. La directora de la revista Runners World, Sonia Chávez, ha dicho a este periódico que pese a que ya han conseguido contactar a la mayoría de los atletas mexicanos que participaban en la carrera.

Morales, de 41 años y natural del DF, solo había corrido maratones en México. El de Boston es el primero en el que participa fuera de su país. “Es una carrera muy especial, con mucha tradición... ahora mismo todos están histéricos y muy tristes, por todo lo que significa... pero bueno. No sabemos qué pudo haber ocurrido y no podemos hacer más”.

No solo Morales estaba a unos metros de la línea de meta. El expresidente mexicano Felipe Calderón, que actualmente realiza una beca en la Universidad de Harvard, informó a través de su cuenta personal en Twitter que él y su familia estaban a unos kilómetros antes de la meta. Minutos antes (y cuando ya se conocía la primera información de la explosión), su cuenta había colgado un mensaje en el que felicitaba a los mexicanos que habían participado en el maratón.

"El maratón significa muchísimo para la ciudad. Es el inicio de la primavera, vienen 20.000 personas de todo el mundo a pasar el fin de semana aquí. Es un evento profundamente tradicional y familiar. Por eso es muy triste lo que ha ocurrido hoy”, explica por teléfono Guillermo García, estudiante mexicano de un doctorado en derecho en Harvard, donde se encontraba en el momento de la explosión. “Las primeras indicaciones fueron que nos alejáramos de los basureros y después, cuando supimos que había más explosiones, nos desalojaron. Es lógico. Después del centro de Boston, que es donde comenzó la revolución de Estados Unidos, ¿qué puede haber más icónico para la ciudad que Harvard?", concluye.

Más información