Dos atentados con coche bomba causan decenas de muertos en Siria

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos asegura que hay, al menos, 50 militares muertos La agencia estatal asegura que solo hay dos civiles muertos

Una multitud se arremolina en torno al área de Mezzeh 86, en Damasco, donde una coche-bomba ha hecho explosión.
Una multitud se arremolina en torno al área de Mezzeh 86, en Damasco, donde una coche-bomba ha hecho explosión.REUTERS

La guerra de trincheras que sacude desde el pasado año a buena parte del territorio sirio tiene que convivir cada vez con mayor frecuencia con la sacudida violenta de los atentados. Decenas de personas han muerto hoy en dos ataques con coche bomba, el primero perpetrado por un suicida en la provincia de Hama, en el centro de Siria. Según informó el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH), al menos 50 miembros de las fuerzas del régimen de Bachar el Asad, perdieron la vida en el ataque. El segundo atentado golpeó el barrio damasceno de Mezzeh 86, con un balance de al menos 11 víctimas mortales.

"Al menos 50 soldados y milicianos del régimen han resultado muertos este lunes por la mañana en la explosión de un coche bomba conducido por un kamikaze cerca de un centro de desarrollo rural e poder del Ejército", precisó Rami Abdel Rahmane, director del OSDH, que se apoya en una amplia red de militantes y médicos. Rahmane explicó que la operación suicida ha sido llevada a cabo por un combatiende del Frente Al Nusra, una organización islamista radical que reivindica la mayoría de los atentados en Siria desde el inicio de la revuelta en marzo de 2011.

La agencia Sana ha precisado que el atentado se había producido junto a un centro de desarrollo rural sin precisar si el Ejército se encontraba en el lugar. Más de 9.000 soldados han muerto en cerca de 20 meses de violencia en el país, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, pero sus informes no incluyen a la mayoría de muertos entre los shabiha, milicianos civiles del régimen.

Otro coche bomba, esta vez activado en el barrio alauí (secta del chiísmo a la que pertenece la familia El Asad) de Mezzeh 86, en el suroeste de Damasco, causó la muerte de al menos 11 personas, entre ellas varios menores, según el OSDH. Las imágenes difundidas muestran varias fachadas y vehículos destrozados en el ataque. Los cadáveres fueron trasladados a los hospitales de Al Muasa y Al Shahid, que han atendido a 31 y 24 heridos, respectivamente, algunos de ellos en estado grave.

Mientras, en Idlib, al noroeste del país, los ataques aéreos han continuado durante la mañana provocando la muerte de 20 rebeldes en la localidad de Harem, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos. 

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS