Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Morsi indulta a los revolucionarios egipcios aún encarcelados

El presidente celebra sus primeros 100 días en el poder con una amnistía que podría beneficiar a miles de personas

La medida afecta a los sentenciados y a quienes aún se hallen en pleno proceso judicial

El presidente egipcio, Mohamed Morsi, el pasado sábado en El Cairo.
El presidente egipcio, Mohamed Morsi, el pasado sábado en El Cairo. AP

Para celebrar sus 100 primeros días al mando de la presidencia de Egipto, Mohamed Morsi ha decretado este lunes por la noche el indulto de todas aquellas personas encarceladas por actos políticos prorrevolucionarios desde el inicio de la rebelión que destronó a Hosni Mubarak hasta el pasado 30 de junio, día de su investidura. Si bien no se sabe el número concreto de personas que se podrán acoger a la amnistía, este podría ascender a varios miles.

“El indulto es aplicable a todos aquellos que fueron sentenciados durante la revolución del 25 de enero en actos de apoyo a la revolución”, reza el decreto presidencial, colgado en la página de Facebook del rais y líder de los Hermanos Musulmanes. El perdón beneficiará no solo a aquellos revolucionarios que hayan sido sentenciados, sino también a aquellos que se encuentran aún en pleno proceso judicial.

La lista de indultados será publicada por la fiscalía y la justicia militar en el boletín oficial del Estado en el plazo máximo de un mes. Todas aquellas personas que no estén incluidas en la lista, pero consideren que tienen derecho a acogerse al indulto, podrán presentar una solicitud al Gobierno para revisar su caso.

Según informó un asesor de Morsi en una entrevista para la cadena Al Yazira, entre los indultados, figuran la veintena soldados que, ataviados con su uniforme militar, participaron en una manifestación revolucionaria contra la Junta Militar el 8 de abril de 2011, y que fueron condenados por insubordinación durante un juicio militar.

Las reacciones al gesto de Morsi entre la ciudadanía no se hicieron esperar. Si bien la mayoría se felicitaba por la noticia, muchos activistas lamentaban que hubiera llegado tan tarde. “Mejor tarde que nunca”, escribió el bloguero Big Pharaoh en su cuenta de Twitter. Otros blogueros, como Mohamed Dahshan, recelaban de las intenciones verdaderas del indulto, pues ha llegado la víspera del primer aniversario de la masacre de Maspero, en la que murieron al menos 27 personas, la mayoría cristianos coptos.

Por su parte, Mona Seif, líder de la ONG No a los Juicios Militares para Civiles, recordó que muchas personas condenadas en juicios sin garantías no se podrán acoger a la amnistía. “El texto dice que el perdón se aplica a aquellos arrestados en actos prorrevolucionarios, lo que significa que los ciudadanos que han sido injustamente juzgados en cortes militares por peleas, o los niños detenidos por motivos no políticos, no están incluidos en el perdón”, declaró al periódico Al Ahram.

Las fuerzas revolucionarias habían solicitado en numerosas ocasiones a Morsi la puesta en libertad de todos los arrestados en la rebelión contra Mubarak, o en actos políticos contra la Junta Militar que administró la transición. El presidente, de tendencia islamista, creó tras su investidura un comité para estudiar los miles de casos de civiles juzgados en tribunales militares. De acuerdo con sus recomendaciones, varios centenares fueron puestos en libertad durante las últimas semanas.

La mayoría de jóvenes revolucionarios, sobre todo los de tendencia laica, se sienten decepcionados con la gestión del presidente Morsi, que se impuso a Ahmed Shafiq, un hombre del antiguo régimen, gracias al apoyo de millones de votantes favorables a la revolución.

Más información