Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de 150 personas fallecen en un accidente aéreo en Nigeria

El aparato, de la compañía Dana Air, cubría una ruta entre Abuya y Lagos y se ha estrellado en un barrio de Lagos

ATLAS

Un avión comercial se estrelló la tarde del domingo contra un edificio en la ciudad de Lagos, en Nigeria. Al parecer, no hay supervivientes, y el número de pasajeros que viajaban a bordo aún no se ha precisado del todo. Pero según la Autoridad de Aviación Civil, el número de fallecidos se eleva a 153.

El avión chocó contra un edificio de dos plantas en un barrio situado junto al aeropuerto y explotó en llamas, según testigos presenciales citados por medios locales. Por el momento, se desconoce la causa del accidente.

Imágenes de televisión mostraban restos del avión esparcidos por la zona, el edificio medio destruido y en llamas y una densa humareda. Testigos en la zona han contado que el avión volaba muy bajo y hacía mucho ruido justo antes de chocar contra el inmueble. Según las informaciones meteorológicas, en el momento del accidente el tiempo en Lagos era soleado y despejado.

Según el director de la Autoridad de Aviación Civil de Nigeria, Harold Denuren, la aeronave, de la compañía Dana Air, se dirigía desde Lagos, en el suroeste y la mayor ciudad y centro comercial del país, a Abuja, la capital, situada en el centro de Nigeria. Otras fuentes han señalado que en realidad el avión estaba llegando a Lagos desde Abuja y se disponía a aterrizar.

Nigeria tiene un negativo historial en cuanto a accidentes aéreos aunque, tras una serie de siniestros en 2005, las autoridades habían realizado esfuerzos para mejorar la situación. De hecho, en 2010 Estados Unidos dio a Nigeria su máxima calificación de seguridad aérea, que permite a aerolíneas de otros países realizar vuelos directos a Estados Unidos.

Ha sido un fin de semana negro para la aviación en el oeste de África. Otras diez personas murieron ayer en Ghana cuando un avión de mercancías chocó contra un autobús mientras intentaba aterrizar en la capital, Accra. Todas las víctimas eran ocupantes del autocar y la aeronave procedía precisamente de Lagos.

Además, y para completar un día macabro en Nigeria, esta mañana un coche bomba suicida explotó en una iglesia en Bauchi, una ciudad del norte del país. Al menos ocho personas han muerto, además del suicida bomba, y más de 30 han resultado heridas, según cifras de la Cruz Roja nigeriana.

Ningún grupo ha reclamado la autoría del ataque, aunque Nigeria lleva desde 2009 sufriendo atentados por parte de la secta islamista Boko Haram, que solo en lo que llevamos de año ha matado a al menos 530 personas en diferentes ataques concentrados en el norte de Nigeria. Este país de 160 millones de personas se encuentra dividido entre el sur, de mayoría cristiano, y el norte, mayoritariamente musulmán y menos desarrollado que el resto del país.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >