Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Segundo atentado en dos meses contra una activista en México

Un hombre con un cuchillo ha inflingido heridas en el rostro a Norma Andrade

La activista contra los feminicidios se mudó de Ciudad Juárez tras un atentado en diciembre

Norma Andrade, en una imagen de 2004.
Norma Andrade, en una imagen de 2004. AP

La mexicana Norma Andrade ha sufrido este viernes su segundo atentado en menos de dos meses. Esta activista contra los feminicidios, que se mudó de Ciudad Juárez (en el norte del país) a la capital de México tras ser tiroteada el pasado 2 diciembre, ha sido atacada por un hombre armado con un cuchillo cuando iba a dejar a su nieta en el colegio. Andrade ha sido hospitalizada con una herida de cinco centímetros en la mejilla, según fuentes oficiales que cita EFE.

Andrade, que ha sido amenazada de muerte, se hizo activista tras el secuestro y asesinato en febrero de 2001 de su hija Lilia García, de 17 años, por presuntos narcotraficantes. También es la madre de Malú García, dirigente, como la propia Andrade, de la organización Nuestras Hijas de Regreso a Casa. García vive exiliada con sus hijos en la capital mexicana después de recibir amenazas de los carteles de la droga y de que su casa fuese incendiada por hombres armados. La asociación contra los feminicidios ha denunciado insistentemente ante las autoridades de Chihuahua la existencia de una red de trata de adolescentes ligada al cartel de Juárez.

Ante este nuevo ataque a Andrade, la sección mexicana de Amnistía Internacional ha subrayado que la activista está "en inminente peligro" y ha pedido a las autoridades mexicanas que le ofrezcan protección, también en el hospital donde se encuentra ingresada. La organización de derechos humanos ha recordado que desde 2008 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos exige medidas de protección para cuatro integrantes de Nuestras hijas de regreso a casa.

En los últimos dos años cinco activistas de derechos humanos han sido asesinados por el crimen organizado y otros 12 han abandonado el país, según la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Chihuahua. El caso más reciente es el de Susana Chávez, poeta y activista, que fue violada, asesinada y mutilada el 11 de enero de 2011 por tres personas, entre ellas un menor. Chávez ideó el lema "Ni una más" para protestar contra los asesinatos de mujeres en la urbe, más de medio millar desde 1993, la gran mayoría impunes.

Más información